Manchester City consiguió la ventaja mínima y todo se definirá en Dortmund

Si bien Manchester City se hizo fuerte en el Etihad Stadium, todavía no tiene nada asegurado en la Champions League. Por los cuartos de final, el conjunto celeste superó a Borussia Dortmund por 2-1 y, para meterse entre los mejores cuatro del certamen, tendrá que aguardar por la revancha.

De arranque, el cuadro alemán se mostró más enérgico y buscó tapar las líneas de pases del local mediante una presión alta. Esto incomodó a los Celestes en los primeros minutos, aunque, con el correr del juego, fue encontrando su mejor arma: la circulación.

A la par que los de Pep Guardiola comenzaron a hacerse de la posesión de la pelota, las Abejas descuidaron la última línea y dejaron espacios. Así, los dueños de casa estuvieron al acecho de los huecos y no tardaron en conseguir la ventaja.

Luego de un descuido de la visita en la mitad de cancha, los Ciudadanos enlazaron un contragolpe letal, del que Phil Foden lanzó un pase que cruzó toda el área para Ryhad Mahrez, quien asistió por la derecha a Kevin De Bruyne para empujar hacia la red a los 20′.

Hasta el descanso, el equipo de Mánchester impuso condiciones, pero estuvo al filo de sufrir el empate debido a algunos descuidos al momento de la salida. Misma situación ocurrió para los teutones, que estuvieron a punto de padecer un penal tras una supuesta infracción de Emre Can, pero desde el VAR dieron marcha atrás.

En el segundo tiempo, el encuentro se tornó más ida y vuelta ante la búsqueda del conjunto de Edin Terzic por la igualdad. De hecho, Erling Haaland tuvo la oportunidad en sus pies y no logró capitalizarla ante la respuesta de Ederson Moraes en el mano a mano.

El cuadro local intentó agrandar la distancia y generó situaciones para conseguirlo. Sin embargo, pecó por ineficaz en los últimos metros de definición y tuvo que conformarse con la mínima ventaja.

Este déficit terminó por pagarlo caro a los 85′, cuando, después de adelantar líneas, el Aurinegro empató las cosas por medio de Marco Reus, quien definió colocado a la derecha sobre la izquierda del área tras recibir la asistencia previa de Haaland.

Sin decaer en el final, los Ciudadanos no bajaron las marchas y se recompusieron al instante, al minuto 90, cuando De Bruyne ejecutó un gran pase elevado para Ilkay Gündogan, quien le bajó la pelota a Phil Poden en la izquierda del área y éste disparo cruzado frente al arco.

Este marcador resulta favorable para el City, pero no lo deja por completo satisfecho, ya que la serie aún está abierta para la revancha en el Signal Iduna Park el próximo 14 de abril, en la que el Dortmund intentará aprovechar la localía y aspirar al batacazo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba