Madre donde quieras que estés sigo cumpliendo tus enseñanzas

Hay muchos países que coinciden con Ecuador en la celebración del Día de las Madres el segundo domingo de mayo, otros lo realizan como Colombia esta vez por el problema interno a fines de mes, y así otros países lo celebran a mediados de año ,otros en diciembre como Indonesia y España a inicios de mayo, es decir la celebración tiene fecha pero no coinciden los países .

Por historia esta celebración tiene mucho tiempo desde las primeras civilizaciones existían manifestaciones de amor hacia la madre hasta que en el siglo XX tomó más fuerza declarándose un día para homenajear a mamá.

Pero que significa una madre para un hijo, no se como describirlo, es todo , es una ternura, es un afecto que nunca acaba ni con la muerte, se mantiene como una costumbre que jamás pasará de moda.

Una madre que desde el primer día de alumbramiento atiende a su hijo dándole sus nutrientes para su crecimiento, su calor para que se sienta totalmente protegido  y eso se va repitiendo día a día que uno llega a enamorarse de su mamá, se vuelve engreido solo con estar  a su lado casi sin abrir los ojos uno sabe que está con su madre.

Continúa la vida y ya con el balbuceo las primeras palabras que alcanza a pronunciar es teta y mamá a veces con dificultad pero ya identificamos que esa es nuestra madre. Los primeros años de escolaridad está junto a nosotros jugando, en las tareas una solapadora de su hijo.

La madre se convierte en la persona que te aconseja cuando comienzas a tener simpatía por una chica o un chico, sabe lo que tu corazón quiere, porque te ha tenido nueve meses en su vientre y quien más que ella para saber los latidos de tu corazón.

Conoce tus pensamientos y tus sentimientos te apoya a profesionalizarte, aplaude tus éxitos hasta que te has convertido en un referente para los demás incluso hasta que llegues al matrimonio.

Aquella madre que se ausentó a otro país por costearte lo mejor para que tus días sean diferentes también son recordados, la madre que perdió la vida para que tú la tengas ese sacrificio, es incomparable.

Mientras como hijos hemos comenzado a canear, nuestra madre está perdiendo fuerzas por su entrada edad aunque no lo quiera demostrar siempre quiere estar lúcida como siempre ha sido, pero el tiempo nos resta todo incluso a veces nos quita a nuestra madre y nos deja solo peleando con el mundo, se nos ha ido su calor y su protección , es el momento de sacar fuerzas para luchar pensando en ella. 

Con estas palabras cortas quiero animarte a estar junto a su madre aunque  sea en oración por las dificultades que te pone la vida y la naturaleza hoy, pero nunca nos olvidemos de la mujer que dio toda su vida por nosotros.

L.V  

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba