Cifras

Luisa Fernanda Amador: Tenemos la confianza de que el gobierno que se elija en el 2021 también valore la relación con EE. UU.

Cuatro décadas han pasado desde que la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio de Guayaquil (Amcham) se creara. Fue fundada con 60 socios el 23 de octubre de 1980 cuando Jaime Roldós y Jimmy Carter eran mandatarios de Ecuador y Estados Unidos, en su orden. Luisa Fernanda Amador, presidenta del gremio, hace un recorrido por su historia y explica el porqué en los últimos años ambos países han vivido su mejor etapa de relaciones comerciales.

¿Cómo era la relación comercial con EE. UU. hace 40 años?
Hace 40 años la prioridad de EE. UU. era detener el crecimiento del comunismo en América Latina, Ecuador no presentaba ese riesgo. La relación de ambos países era de trascendental importancia en lo comercial; habiendo vivido un boom petrolero, ese producto era el más importante de exportación. Ecuador era ya líder exportador de banano en el mundo, así que esta fruta era nuestro rubro más importante de exportación no petrolera, seguida por cacao y café; camarón ya se exportaba, pero en fase inicial. En la fecha de la fundación de la Cámara existía además presencia local de empresas estadounidenses con plantas de producción principalmente en las áreas de consumo masivo y farmacéuticas; la legislación de la época favorecía la producción local. Asimismo, en la explotación petrolera participaban directamente empresas norteamericanas. En esa época la Usaid colaboraba en programas de desarrollo rural, vivienda popular y rastreos satelitales.

¿Cómo es la relación actual en cuanto a presencia de firmas estadounidenses e inversiones en Ecuador?
En la actualidad Amcham Guayaquil cuenta con 300 socios, de los cuales 36 tienen capital americano o representan productos, marcas o franquicias estadounidenses. Muchas de las empresas americanas tienen presencia local para comercialización de su producto y en algunos casos representantes comerciales, pero ya no producen en el país, sino que se importan de plantas de la región andina.

¿En estos 40 años cuál ha sido el mejor momento comercial?
Celebramos los 40 años de fundación de la Cámara en uno de los mejores momentos en la historia de la relación entre Estados Unidos y el Ecuador. Alcanzar este nivel de confianza ha significado un trabajo de muchísimo esfuerzo de la misión diplomática de EE. UU. en nuestro país y de las autoridades ecuatorianas de Producción, Cancillería y la embajada en EE. UU. Parte importante del proceso fue la designación de autoridades que valoran la relación con ese país y creen en las oportunidades que genera la apertura de mercados y la posibilidades de crecimiento y desarrollo que ello conllevan.

En los últimos dos años ha tomado fuerza la posibilidad de un acuerdo comercial con EE. UU., ¿cómo va este proceso?
Durante estos años fuimos testigos de varios hitos que aportaron a la restauración de la relación: empezamos con la visita del vicepresidente Mike Pence a Quito en el 2018; la visita del secretario Mike Pompeo a Guayaquil en el 2019, la visita del exvicepresidente Otto Sonnenholzner a AACLA en el 2019 y la reunión de los presidentes Lenín Moreno y Donald Trump este año. A la par de estos encuentros de relevancia que fueron claves en este proceso, se reestableció el TIC (Consejo de Inversiones y Comercio bilateral por sus siglas en inglés), como una plataforma para profundizar la relación comercial, donde se debatan las barreras de comercio e inversión y se fortalezca el diálogo público-privado. El TIC ha sido el fundamento que nos permitiría lanzar las negociaciones para un acuerdo comercial.

¿Cuáles son las expectativas tomando en cuenta que habrá elecciones en ambos países?
El Gobierno americano ha demostrado su interés en apoyar al Ecuador mediante programas como los de Usaid, América Crece, financiamientos a través del DFC, apoyos técnicos para seguridad y otros. Con el fortalecimiento de esta cooperación, se busca asegurar, además, un ambiente de transparencia y responsabilidad para que los Gobiernos de la región eleven sus estándares y combatan la corrupción. Tenemos la confianza de que el gobierno que se elija en el 2021 también valore la relación con EE. UU. y podamos continuar en esta ruta de cooperación. (I)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar