Los refugiados rohinyás en Bangladesh serán vacunados contra el cólera

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con el gobierno bengalí, vacunará contra el cólera a los refugiados rohinyás que sobreviven en Bangladesh en condiciones propicias a las epidemias, tras huir de la violencia y la persecución en Birmania (Myanmar).

El gobierno bengalí solicitó al Grupo de Coordinación Internacional (GCI) -compuesto por la OMS, Unicef, Médicos Sin Fronteras, y la Federación Internacional de la Cruz Roja, y apoyado por Gavi- que le enviara vacunas para inmunizar contra el cólera a la población refugiada.

El ejecutivo lo solicitó el 27 de septiembre y dada la situación de enorme vulnerabilidad al surgimiento de un brote de cólera, el GCI lo aprobó en menos de 24 horas.

En total 900.000 refugiados llegarán de aquí a dos o tres semanas a Bangladesh, y se distribuirán especialmente a los refugiados más vulnerables, entre ellos los niños, según explicó en teleconferencia desde Dacca el jefe de misión de la OMS en el país, Navaratnasamy Paranietharan.

Por ahora no se ha finalizado el programa de vacunación, a cuánta gente, cómo se determinará, y se inoculará una dosis o dos, aunque Paranietharan dijo que seguramente a los menores de cinco años, con un sistema inmunológico más débil, se les inyectará una segunda dosis.

La campaña contra el cólera se hace de forma preventiva, dado que aún no se ha detectado un brote, pero las condiciones en las que viven los refugiados, sin acceso a agua potable ni al saneamiento, son las propicias para que surjan enfermedades contagiosas relacionadas con el agua contaminada.

La Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) alertó hoy que sus equipos sobre el terreno en Cox’s Bazar, donde se hacinan más de 500.000 refugiados, había detectado un alto número de casos de diarrea, que pueden o no estar relacionados con la bacteria que causa el cólera.

Según informó hoy Unicef, del total de más 500.000 refugiados llegados desde el pasado 25 de agosto, 300.000 son menores de edad.

Como prevención, la OMS está también vacunando a los niños refugiados contra la polio, así como contra la rubeola y el sarampión.

Por su parte, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que según las estimaciones realizadas por sus nutricionistas, el 18 por ciento de los niños rohinyás que han llegado a Cox’s Bazar sufren de malnutrición infantil.

“Si no se hace nada, la proporción podría subir de uno a cuatro”, especificó Andrej Mahecic, portavoz del ACNUR.

 

Fuente: EFE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba