Los funcionarios vascos que opten por la gestación subrogada disfrutarán de baja maternal

Los funcionarios vascos que opten por la gestación subrogada para tener hijos (los llamados vientres de alquiler) disfrutan desde hoy de los mismos permisos de maternidad y paternidad que quienes elijan otras fórmulas como el parto, la adopción o el acogimiento. El Gobierno vasco ha emitido este martes una instrucción que equipara la gestación subrogada al resto de formas de maternidad a efectos de acogerse a permisos y días libres del personal que trabaja en la Administración general de Euskadi.

Es la primera vez que el Gobierno vasco incluye la gestación subrogada como opción para que padres o madres se puedan acoger a días libres de permiso remunerado para el cuidado de sus hijos, ha explicado el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka. Es una decisión que desafía la legalidad española, que no admite esta forma de maternidad. La Generalitat catalana ya adoptó a finales de enero pasado una medida similar a la del Gobierno vasco, y el presidente de la Xunta, el popular Alberto Feijóo, se ha mostrado partidario de las madres de alquiler.

Los permisos que el Gobierno vasco concederá a sus funcionarios serán de tres tipos. En caso de nueva maternidad, podrán acogerse a 18 semanas libres remuneradas, que se podrán ampliar en dos semanas más cuando la gestación sea múltiple o el menor nazca con algún tipo discapacidad.

Se concederá una reducción de una hora diaria de la jornada laboral habitual para la lactancia o el cuidado de menores de 12 meses. Y el permiso será de dos meses en los casos en que la maternidad o paternidad implique un desplazamiento internacional acreditado.

Erkoreka ha señalado que con esta medida el Gobierno Vasco “da un nuevo paso” a favor de la conciliación personal, familiar y laboral de sus trabajadores. La Administración vasca ha anunciado que tratará de extender estos permisos “al conjunto del sector público vasco”.

La equiparación de la gestación subrogada al resto de fórmulas para ser padres pretende fomentar, ha añadido Erkoreka, “garantizar el principio de igualdad, facilitar la conciliación a las personas y procurar los medios para que se asegure la protección de los menores y su cuidado en los primeros meses de vida”.

La decisión del Gobierno de Urkullu se produce “al margen del tratamiento que da el ordenamiento jurídico español”, ha comentado el portavoz, quien ha asegurado que el debate social y político sobre los vientres de alquiler “está encima de la mesa” y deberá resolverse de forma “rigurosa” y con “un amplio consenso”. El Tribunal Supremo ha reconocido, en una sentencia de octubre pasado, el derecho de los padres por esta vía a cobrar la prestación que la Seguridad Social les había denegado.

fuente.http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/14/paisvasco/1487078123_891501.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba