Lo que dejó la victoria y clasificación de Suiza

En el Stadium 974 y por la tercera fecha del grupo G de la Copa Mundial de la FIFA de Catar 2022, Suiza avanzó a los octavos de final tras imponerse por 3-2 ante Serbia, que quedó eliminada.

A los suizos les alcanzaba con la igualdad para clasificar, mientras que los serbios estaban obligados a ganar para seguir con vida en la competición. Desde el silbatazo inicial el partido se presentó de ida y vuelta, donde el mediocampo fue una zona de transición y en el que ambos seleccionados dispusieron de enormes espacios y facilidades para atacar.

En este contexto, no sorprendió la gran cantidad de goles que se marcaron, que incluso pudieron haber sido más. A los 10 minutos del primer tiempo, el palo le negó el gol a Andrija Zivkovic, quien había probado desde media distancia.

A los 19, asistido por Djibril Sow, Sherdan Shaqiri abrió el marcador con un zurdazo que se desvió en Strahinja Pavlovic e hizo imposible el intento de reacción de Vanja Milinkovic-Savic.

La respuesta por parte de Serbia no se hizo esperar: a los 26′, Dusan Tadic levantó un centro perfecto para la Aleksandar Mitrovic, quien apareció en soledad en el corazón del área y niveló las acciones con un notable golpe de cabeza.

Los dirigidos por Dragan Stojkovic, conscientes de que el empate no era suficiente, continuaron atacando y encontraron el 2-1 a los 34′, cuando Shaqiri se equivocó en la salida. Tadic, de gran actuación, buscó en este caso a Dusan Vlahovic con un pase filtrado y por bajo, el cual Remo Freuler no alcanzó a despejar, y el delantero de Juventus le dio la ventaja a su equipo.

Sin embargo, justo antes de ir al descanso, Silvan Widmer desbordó por el carril derecho y le sirvió el gol a Breel Embolo, quien solo tuvo que empujar la pelota para establecer la igualdad.

En el inicio del complemento, el elenco comandado por Murat Yakin volvió a pasar el frente gracias a una brillante jugada colectiva, la cual fue coronada con un taco de Ruben Vargas y una resolución de zurda de Freuler.

Desesperado por el resultado y apremiado por el tiempo, Stojkovic recurrió a los ingresos de Nemanja Gudelj, Luka Jovic, Nemanja Maksimovic, Filip Djuricic y Nemanja Radonjic. De todos modos, sus dirigidos perdieron claridad y fueron a buscar la remontada con más empuje que lucidez. Lo buscaron hasta el final, pero se quedaron con las manos vacías.

Con esta victoria, y pese a la caída de Brasil contra Camerún, Suiza finalizó en el segundo puesto con seis unidades, misma cantidad que el Scratch, pero con peor diferencia de gol; Serbia acabó última con apenas un punto y el conjunto africano, tercero con cuatro.(D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba