Liliana Durán: diálogo nacional sobre nuevo Código Laboral será hasta diciembre

Jubilaciones dignas, estímulos económicos, reivindicar la gestión de los artesanos, garantizar derechos de las personas con discapacidad, acceso a la seguridad social, precautelar los intereses de quienes están expuestos al uso de químicos, especialmente en las florícolas, afianzar los derechos progresivos de todos, relación armoniosa entre obreros y empresarios, fueron, entre otras, las preocupaciones de las organizaciones sociales de Carchi, que participaron en la mesa de diálogo sobre el nuevo Código Integral de Trabajo, desarrollado en la ciudad de Tulcán.

La asambleísta Liliana Durán, presidenta de la comisión, anunció que hasta diciembre se realizará el trabajo en territorio y las sesiones itinerantes. Posteriormente, un equipo especializado del Ministerio del Trabajo y del organismo legislativo sistematizará las más de 350 propuestas.

Estando en territorio el gran objetivo es recibir las realidades locales y recoger las inquietudes de los trabajadores, dijo, al enfatizar que 4 mil personas han participado, hasta el momento, en las jornadas de socialización. Precisó que la comisión espera tener un primer informe borrador hasta el primer trimestre del próximo año.

Propuestas

La Federación de Artesanos, a través de Alejandro Burbano, pidió que se mantenga el derecho a la exoneración del pago de utilidades a los artesanos respecto de sus operarios y aprendices, también la exoneración del pago del décimo tercer y cuarto sueldos, que se revise la remuneración básica mensual de operarios que se hallen bajo la dirección de un maestro de taller titulado y calificado.

A su vez, Gustavo Morillo, presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad, sugirió que se garantice la estabilidad laboral y la inserción en el mercado del empleo de este grupo humano.

Renán Flores, empresario, llamó a una vinculación entre los ministerios de Trabajo y del Ambiente para que las inspecciones se hagan de manera profesional y no se conviertan en una especie de persecución de los empresarios. Esto redundará en una mejor calidad de la actividad, en especial en el área florícola.

Que se consolide el proyecto Mi Primer Empleo y que las pasantías de estudiantes sean remuneradas, fue el planteamiento de Camila Paguay y John Enríquez, de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes (Uniandes). /Asamblea

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba