Líder opositor rechaza resultados de las elecciones en Kenia

Luego de un largo conteo de votos, en medio de tensiones entre los dos candidatos más votados para la Presidencia de Kenia, el exprimer ministro Raila Odinga afirmó este martes que no reconocerá el triunfo de William Ruto y emprenderá acciones legales.

El vicepresidente William Ruto fue declarado oficialmente ganador el lunes por un estrecho margen.

Consideradas como unas elecciones pacíficas pero con irregularidades y una ronda posterior sin violencia, la declaración del eterno candidato a la Presidencia de no reconocer los resultados podría volver a encender a este país africano, luego que hace 14 años, en otro proceso electoral, se registró una ola de enfrentamientos y caos.

Odinga argumentó que el presidente de la Comisión Electoral, Wafula Chebukati, mostró desprecio por la Constitución al anunciar los resultados procesados unilateralmente.

“Lo que vimos ayer (lunes) fue una parodia y un desprecio flagrante a la constitución de Kenia”, aseguró Odinga en una rueda de prensa, señalando la responsabilidad del presidente de la Comisión Electoral Independiente (IEBC).

Su anuncio se produjo poco después de que cuatro comisionados electorales mantuvieran su decisión de repudiar el resultado de las elecciones , diciendo que Chebukati había declarado los resultados sin la participación de todos los comisionados.

“Los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el 9 de agosto de 2022, declarados y anunciados por el señor Wafula Chebukati el 15 de agosto de 2022 le pertenecían a él mismo y no representan la (posición) de la comisión”, dijo el vicepresidente del organismo electoral, Juliana Cherera.

Los comisionados también dijeron que Chebukati no abordó algunas de las quejas de los partidos políticos antes de anunciar la victoria.

El candidato derrotado, de 77 años, aseguró asimismo que empleará “todas las opciones legales” posibles para contestar el resultado ante “los numerosos fallos en las elecciones”, aunque no detalló su estrategia.

Hace 15 años, tras su derrota en 2007, se desató una oleada de violencia con tintes étnicos que dejó más de 1.100 muertos y 600.000 desplazados.

 

Fuente: telesurtv.net

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba