Las tasas de vapeo entre los adolescentes bajan, pero siguen siendo demasiado altas

Las tasas de vapeo entre los niños de EEUU de 14 años a 18 años (noveno a duodécimo grado escolar) se redujeron a un 5% en 2021, el último año del que hay datos disponibles. Eso es menos que un pico del 7.2 por ciento de los adolescentes que vapearon en 2019, encuentra un informe reciente.

Pero la tasa de vapeo del 5 por ciento observada en 2021 sigue siendo más del doble de la tasa del 2 por ciento observada entre los adolescentes en 2015, anotaron los autores del estudio. También es solo un poco menos que el 6% de los adultos que vapearon en 2022.

Todo esto no es un buen augurio para la salud a largo plazo de los adolescentes, dijo la autora principal del estudio, Panagiota Kitsantas.

Casi el 100% de los cigarrillos electrónicos vendidos en EEUU contienen nicotina, y el uso de estos productos por parte de los adolescentes podría conducir a un abuso y una adicción futuros a sustancias adicionales”, dijo Kitsantas, catedrático de salud poblacional y medicina social de la Universidad Atlántica de Florida, en Boca Ratón.

Los datos más recientes de EEUU muestran un cambio de tendencia, con jóvenes vapeando a tasas cercanas a las de los adultos (Gettyimages)Los datos más recientes de EEUU muestran un cambio de tendencia, con jóvenes vapeando a tasas cercanas a las de los adultos (Gettyimages)
El nuevo estudio se basa en una mirada a los datos de una base de datos en curso de conductas juveniles compilada por EEUU Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingés).

Los datos sobre el vapeo involucraron a más de 57.000 personas y comenzaron en 2015. Los datos también mostraron un cambio pronunciado en el que los adolescentes son más propensos a vapear. En 2015, los niños eran más propensos al hábito que las niñas (2,8% frente a 1,1%, respectivamente).

Sin embargo, en 2021 las chicas eran más propensas a vapear que los chicos (un 5,6 frente a un 4,5 %, respectivamente), encontró el estudio.

Entre 2015 y 2021, los estudiantes de 12º grado tenían de forma consistente la tasa más alta de uso de cigarrillos electrónicos, en comparación con los grados más bajos, encontró el estudio.

El vapeo “aumenta los riesgos de adicción a la nicotina, la conducta de búsqueda de drogas [y] los trastornos del estado de ánimo”, todo lo cual aumenta las probabilidades de enfermedad y muerte de una persona con el tiempo, advirtió el autor principal del estudio, el Dr. Charles Hennekens, profesor de medicina en Florida Atlantic.

Un estudio de 2021 exhibe un cambio preocupante en el comportamiento de los adolescentes, con un mayor porcentaje de chicas involucrándose en el vapeo (EFE)
Un estudio de 2021 exhibe un cambio preocupante en el comportamiento de los adolescentes, con un mayor porcentaje de chicas involucrándose en el vapeo (EFE)

Y aunque algunos podrían ver el vapeo como una alternativa al tabaquismo, la investigación ha mostrado que las personas que vapean “son más propensas a cambiar a fumar cigarrillos, que, a pesar de unos declives notables en EEUU, sigue siendo la principal causa evitable de muerte prematura en EEUU y en todo el mundo”, señaló Hennekens en un comunicado de prensa de la universidad.

Según Kitsantas, la alta aceptación continua del vapeo por parte de los jóvenes “sugiere la necesidad de intervenciones específicas, como campañas en los medios de comunicación e intervenciones entre pares para combatir las influencias de las normas sociales”.

También cree que los médicos deben evaluar rutinariamente a los pacientes jóvenes para saber si vapean o no. Los hallazgos se publicaron en la edición de mayo de la revista Oschner Journal.

FUENTE: INFOBAE

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio