Las sorprendentes ventajas de la ansiedad y las preocupaciones

“Yo soy casi una profesional en preocuparme”, admite Kate Sweeny con pesadumbre.

Sweeny vive con ansiedad todo aquello que escapa de su control. En estos d铆as le preocupa si sus padres est谩n siguiendo o no las medidas de distanciamiento social durante la pandemia de coronavirus.

Las preocupaciones constantes afectan a muchas personas, pero lo que es distinto sobre Sweeny es que聽este estado permanente de ansiedad motiv贸 su elecci贸n profesional.

Es psic贸loga en la Universidad Riverside en California y se especializa en entender el estr茅s y las preocupaciones.

“No todo el mundo usa su propia vida como impulso de investigaci贸n”, dice entre risas Sweeny.

La especialista ha entendido que聽preocuparse puede ser beneficioso en varias situaciones,聽desde esperar por los resultados de un examen hasta cuidar de su propia salud.

Diferentes tipos de preocupaciones

La preocupaci贸n se ha definido en t茅rminos negativos y neutrales.

Hay psic贸logos que afirman que preocuparse sobre el cambio clim谩tico motiva una reacci贸n conjunta para enfrentar esa amenaza.聽Las preocupaciones universales provocan que las personas impulsen cambios.

Greta Thunberg.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas preocupaciones universales, como el cambio clim谩tico, impulsan acciones conjuntas.

Sin embargo, los psic贸logos tambi茅n han definido la preocupaci贸n como el conjunto de experiencias emocionales que incluyen pensamientos desagradables y persistentes sobre el futuro.

Sin lugar a dudas, la preocupaci贸n conlleva muchos da帽os.

Preocuparse en extremo est谩 asociado con problemas de salud f铆sica y mental. Interrumpe el ciclo normal del sue帽o y dificulta la toma necesaria de decisiones.

Una persona preocupada en exceso, por ejemplo, podr铆a evitar hacerse una prueba para saber si tiene c谩ncer por miedo al diagn贸stico.

Cuando estas preocupaciones son autom谩ticas y dif铆ciles de controlar, generan un s铆ndrome de ansiedad generalizada.

“Cuando uno se preocupa de forma autom谩tica y general es m谩s in煤til y problem谩tico que una preocupaci贸n espec铆fica”, explica Edward Watkins, psic贸logo cl铆nico e investigador de s铆ndromes del estado de 谩nimo en la Universidad de Exeter en Reino Unido.

Pero a niveles moderados, preocuparse puede ser beneficioso.

Preocupaci贸n constructiva

Algunos investigadores mostraron que en los estados de Australia donde son frecuentes los incendios, la preocupaci贸n constructiva les prepar贸 mejor para este tipo de incidentes.

Bombero durante incendios en Australia.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa preocupaci贸n constructiva prepar贸 mejor a los estados de Australia donde los incendios son frecuentes.

Esta preocupaci贸n tambi茅n est谩 vinculada a un mejor rendimiento acad茅mico y a m谩s intentos para dejar de fumar.

Otro estudio descubri贸 que preocuparse sobre el cambio clim谩tico era el indicador m谩s contundente de apoyo a las pol铆ticas medioambientales. El estudio suger铆a que聽apelar a la preocupaci贸n del p煤blico era m谩s afectivo que apelar a sus miedos.

A diferencia que lamentarse sobre el pasado, la preocupaci贸n se centra en el futuro y esto es un gran potencial para sacarle beneficios.

Watkins destaca tres mecanismos:

“Primero, cuando nos preocupamos por algo, es m谩s probable emprender una acci贸n para intentar remediarlo. Segundo, la preocupaci贸n act煤a como recordatorio para resolver cosas. Por 煤ltimo, puede provocar una mejor planificaci贸n y preparaci贸n para hacer frente a un problema”.

Esc谩ner de c谩ncer.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUna persona con preocupaciones excesivas podr铆a evitar hacerse un esc谩ner de c谩ncer por temor al diagn贸stico.

Con respecto a la relaci贸n entre el estr茅s y la capacidad de resoluci贸n, Watkins advierte que聽una preocupaci贸n m铆nima no motiva lo suficiente y que preocuparse demasiado nos paraliza.

Sweeny apunta que, como cualquier otra emoci贸n, sentirnos inquietos tiene una funci贸n: “Es una se帽al. Nos perfila hacia algo que suceder谩. Nos motiva a prevenir que algo malo ocurra o por lo menos a estar preparados para ello”.

Una investigaci贸n evalu贸 la percepci贸n del riesgo de los participantes ante la nueva pandemia de coronavirus.

Las personas percibieron un riesgo m谩s alto聽si ten铆an una experiencia directa con el virus. Pero tambi茅n si ten铆an puntos de vista prosociales, es decir, si eran conscientes de la importancia del altruismo.

Las percepciones de mayor riesgo se correlacionaron significativamente con comportamientos de salud preventivos, como lavarse las manos, usar m谩scaras y respetar el distanciamiento social.

驴C贸mo preocuparse mejor?

Una de las cosas que hace que la covid-19 sea emocionalmente agotadora es su incertidumbre.

La preocupaci贸n constructiva es m谩s f谩cil聽cuando lidia con algo que tiene fecha de caducidad.

En 2016, las elecciones presidenciales en Estados Unidos que finalmente gan贸 Donlad Trump dispararon las inquietudes pol铆ticas de Sweeny.

Dos a帽os m谩s tarde, a la mitad del mandato de Trump, la psic贸loga canaliz贸 sus miedos enviando 500 cartas para motivar que sus destinatarios fueran a votar.

"Ve a votar".Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSweeny canaliz贸 su preocupaci贸n sobre una reelecci贸n de Trump tratando de convencer a 500 personas de que fueran a votar.

En concordancia con sus investigaciones, determin贸 que la mejor manera de mitigar sus inquietudes era mantenerse positiva durante la campa帽a electoral y, en el d铆a de las elecciones, prepararse para lo peor.

Por supuesto, muchas personas se preocupan sobre cosas que no pueden controlar. Sweeny establece un proceso de tres pasos para afrontar este tipo de desasosiegos:

1.聽Identificar聽la preocupaci贸n.

2. Enlistar una serie de posibles聽acciones para lidiar con el problema.

3. Si ya se tomaron todas las acciones posibles, hay que intentar聽dejarse llevar, mantener la atenci贸n y estar abierto a lo inesperado.

La preocupaci贸n en tiempos del coronavirus

Sweeny dice que dejarse llevar ha sido especialmente 煤til para lidiar con el estr茅s de la pandemia.

Dejarse llevar es un estado que implica聽aceptar lo que ocurre durante un proceso.

En un estudio sobre bienestar mental llevado a cabo por colegas de Sweeny, descubrieron que dejarse llevar estuvo asociado a una reducci贸n de la soledad y a un mayor cuidado de la salud en los ciudadanos chinos que a煤n no hab铆an sido puestos en cuarentena.

Personas usando mascarillas faciales en Wuhan, China.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption“Dejarse llevar” fue beneficioso para ciudadanos chinos que no hab铆an sido puestos en cuarentena.

Aunque mantener la atenci贸n a nuestro entorno ha estado vinculado a muchos beneficios, en este estudio tuvo implicaciones negativas.

Aument贸 los sentimientos de soledad y disminuy贸 las actividades de prevenci贸n sanitaria. Sweeny cree que esto se debi贸 a que dejarse llevar “distrae m谩s”, mientras que聽mantenerse alerta centra los pensamientos en la incertidumbre.

Puede que estar concentrados sea m谩s 煤til en situaciones dif铆ciles de menor recorrido, pero dejarse llevar es m谩s propicio cuando no se sabe cu谩ndo acabar谩 la preocupaci贸n en cuesti贸n.

Y c贸mo dejarse llevar es algo personal.

Para Sweeny, su m茅todo ha sido su racha de 500 d铆as consecutivos utilizando una aplicaci贸n para aprender idiomas. Este y otros tipo de juegos que recompensen progresos suelen ser 煤tiles para dejarse llevar.

“Los estudios disponibles predicen que una preocupaci贸n moderada sobre el coronavirus y asumir que el distanciamiento social funciona, incrementa el apego a las medidas de seguridad. Por el contrario,聽una preocupaci贸n m谩s aguda dificulta emprender acciones efectivas”, dice Watkins.

Si a alguien le inquieta la vuelta a su lugar de trabajo, por ejemplo, deber铆a centrarse en planear con detalles c贸mo reducir el riesgo al desplazarse en lugar de pensar en lo que pueda ir mal.

“La planificaci贸n hace que la persona se sienta en control, mientras que el negativismo induce a miedos catastr贸ficos, imaginar lo peor y a incrementar la ansiedad”, explica el especialista.

Watkins y otros psic贸logos insisten en la importancia de mantener alguna rutina y sostener el contacto con seres queridos.

Sweeny, por otro lado, piensa con optimismo en el momento que acaben las restricciones. Pero tambi茅n saca tiempo, una vez por semana, para reflexionar sobre los posibles riesgos de la vuelta a la normalidad.

Fuente: BBC

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba