Las matemáticas y su capacidad de desarrollar el pensamiento crítico

La aplicación de las matemáticas está presente cada momento de nuestra vida, ya sea en la simple acción de pedir un vuelto; pasando por la señal de tránsito que nos indica a qué velocidad debemos ir, en el análisis de una lectura o en la toma de decisiones importantes.

Sin embargo es muy común escuchar a los jóvenes hacerse cuestionamientos como ¿por qué debo estudiar matemáticas?, ¿de qué me servirá en la vida? o ¡nada de lo que aprenda lo aplicaré!; esta falta de interés de nuestros hijo/as en las matemáticas no es únicamente responsabilidad de la institución o del profesor, también es de los padres; explica el Director del área de matemáticas de la Unidad educativa Santa Luisa de Marillac de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, Lcdo. David Saeteros.

Ante esto, el docente destaca la importancia de incentivar a los hijos a desarrollar hábitos sanos y productivos en casa, con la finalidad de mejorar su rendimiento e interés en las matemáticas, y en consecuencia que se involucre y colabore con las labores diarias del hogar.

Saeteros recomienda incluir la lectura de casos policíacos y analizar la idea principal; así se desarrollará la destreza de analizar un problema matemático; cambiar el ambiente de la sala o dormitorio reordenando los elementos; para desarrollar la inteligencia espacial y el orden; analizar los estados de cuenta, relacionando las deudas con números negativos y los ingresos con números positivos, para que diferencie el signo del saldo de las cuentas; además desarrollará la habilidad de razonar cuando se suma o cuando se resta.

El especialista sugiere tener juegos didácticos en casa, éstos pueden ser los rompecabezas, el cubo ‘rubik’, el ajedrez, la torre de hanói, los crucigramas, etc.

La aplicación de estas actividades debe realizarse de manera paulatina, cálida y con mucha naturalidad, así se estimulará la capacidad de análisis, el pensamiento crítico y lógico, el sentido del orden, y proporción. “De esta forma conseguiremos que las matemáticas tengan una razón de ser y dejen de ser para el niño o adolescente un simple número en su cuaderno”, señala Saeteros.

Fuente: Junta de Beneficencia

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba