‘Las Manuelas’ intervendrán más de 13 mil hogares de personas con discapacidad en Cuenca

Quito (Pichincha).-“Aquí estamos, con ustedes, visitándoles en sus hogares, porque todas las mujeres solidarias somos Manuelas”, señaló Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda una Vida, durante el recorrido que realizó al hogar de José Daniel y Arturo Vanegas, dos gemelos de 10 años, con más del 95% de discapacidad, producto de una parálisis cerebral e hidrocefalia que padecen desde su nacimiento.  

Las brigadistas ‘Las Manuelas’, junto con Rocío de Moreno, funcionarios del Ministerio de Salud (MSP) y de Inclusión Social (MIES), iniciaron el recorrido en Cuenca, este lunes 29 de enero de 2018, por los hogares de las personas con discapacidad para entregarles ayudas técnicas y apoyo integral a sus familias.  “Hace 10 años fue la última vez que alguien nos visitó para brindarle ayuda a mi esposo que tiene el 83% de discapacidad y a mis hijos, desde ahí nadie volvió, hasta hoy que ‘Las Manuelas’ y la señora Rocío llegaron para conocer nuestras necesidades”, indicó Nancy Chacón, madre de José y Arturo.

Ese fue el primer hogar que visitaron durante el recorrido de las brigadistas que intervendrán más de 13 mil hogares de personas con discapacidad en Cuenca; y que hoy entregaron más de 50 ayudas técnicas en esta ciudad, según datos de la Secretaría del Plan Toda una Vida.   “Hemos recorrido varios hogares de personas con discapacidad que en algún momento ya fueron censados por la Misión Manuela Espejo, sin embargo, no se les atendió nunca más. Estos años son perdidos y nos duele el corazón al encontrar que las cosas se quedaron ahí estancadas y no se atendieron nuevos casos, y a los que se había intervenido se los dejó abandonados”, señaló Rocío de Moreno.

Otra familia a la que visitaron fue la de tres hermanas de la tercera edad: María Ana, Carmen y Dolores, quienes padecen párkinson y viven solas. Un estrecho sendero lleno de piedras y hierba conduce a la puerta de la casa de adobe donde viven las tres mujeres en extrema pobreza. La falta de atención médica oportuna se refleja en la dificultad para moverse y el temblor permanente de sus extremidades.

Las hermanas recibieron tres andadores y funcionarios del Ministerio de Salud actualizaron sus datos para  el carnet de discapacidad, de manera que puedan recibir una atención médica integral. Además, se evaluó la posibilidad de que uno de sus familiares reciba el bono Joaquín Gallegos Lara para que sea el responsable de atenderlas.

Durante el recorrido también se visitaron hogares ubicados en las zonas rurales de Cuenca. Claudio, de 39 años y con el 91 % de discapacidad, recibió un colchón antiescaras, pañales, un cojín y una nueva silla de ruedas que sustituyó a una de plástico adaptada con ruedas en la que su padre lo movilizaba.  Desde el 24 de noviembre de 2017, las brigadistas intervienen la zona 6 del país que comprende Azuay, Cañar y Morona Santiago. GFS/El Ciudadano

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba