Las empresas se adaptan a los cambios de consumo con un bolsillo más ajustado

En las perchas de los supermercados, la sección destinada a las leches tiene una particularidad: la mayor parte de los fabricantes tiene empaques promocionales de 900 ml en los que ofrecen seis fundas del producto por el precio de cinco. Y algunas presentaciones de cartón de 1 litro han comenzado a promoverse a un menor costo.

Otros fabricantes de aceites, mantequillas, café, jugos, salsas, pañales y champús también han comenzado a introducir pack promocionales, presentaciones más pequeñas o contenido adicional por el mismo precio, algo que lo anuncian en sus empaques o con tiquetes en las perchas.

La compleja situación económica originada por el COVID-19, que generó miles de desempleados y otros con recortes salariales, incidió en los hábitos de consumo y la gente está priorizando ciertas compras. Y ello está obligando a las empresas a adaptarse a este nuevo escenario, el de un bolsillo más ajustado.

Rubén Salazar, gerente corporativo de Corporación Favorita, la mayor cadena de supermercados, señala que las empresas de todas las áreas comerciales en el país están buscando la manera de incentivar y generar más ventas, y, además, el cliente está ávido de buscar opciones de economía familiar.

De allí que, según Salazar, muchas empresas están optando por las mecánicas de ofertas y promociones para generar más ventas.

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba