Las contradicciones en los testimonios del amigo y esposa de Dani Alves lo podrían terminar hundiendo en el juicio por agresión sexual en Barcelona

En la segunda jornada del juicio contra el futbolista Dani Alves, acusado de agresión sexual a una joven en una discoteca de Barcelona en 2022, los testimonios han generado polémica y contradicciones.

El director de la discoteca Sutton fue el primer testigo en declarar, describiendo la situación de la presunta víctima, quien se encontraba visiblemente alterada y afectada tras el incidente. A pesar de la dificultad para obtener detalles, el testimonio del director respalda la versión de la denunciante.

 “Estaba en la puerta, me giré porque el de seguridad estaba hablando con unas chicas. Una estaba llorando y me dijeron que había sido presuntamente víctima de una agresión sexual. Costó muchísimo que nos dijera que era lo que había pasado. La invitamos a una sala que no estaba abierta para estar en una zona más tranquila, sin música”, dijo el hombre del centro de diversión nocturna, publica diario AS.

Fuente El Universo

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio