Las cinco claves de la victoria de Khabib Nurmagomedov sobre Conor McGregor

Khabib Nurmagomedov logró retener su título de los pesos ligeros ante Conor McGregor. El ruso dominó de principio a fin el combate estelar del UFC 229 y del otro lado, el irlandés dejó muchas dudas sobre su desempeño.

Después de la bronca, los arrestos y las declaraciones, se puede analizar la pelea. Así, se dan cinco puntos a destacar de la victoria de ‘Nurma’.

1. Falta de patadas de McGregor

Conor no usó una de sus mejores armas. La patada frontal le hubiera dado distancia y poder para no ser derribado.

2. Presión constante

En la lona Nurmagomedov no cambió su estilo ni buscó sorprender a nadie. Siguió haciendo lo que lo tiene con una marca de 27-0 que es machacar al rival poco a poco, trabajarlo hasta cansarlo. Fueron cuatro asaltos en los que estuvo encima de ‘The Notorious‘ y lo terminó.

3. Acortó la distancia

Conor tenía una ventaja importante con 11 centímetros más en distancia de brazos. Sin embargo, Khabib se movía lateralmente y con el cabeceo acortó el espacio entre él y su rival para conectar y poner en práctica su sambo. Tanto, que con un volado de derecha mandó al suelo al irlandés.

4. La llave

En lugar de desesperarse, fue paciencia y cuando McGregor le entregó la espalda trabajó para acabarlo. Más que una estrangulación, fue un cross face que puede dislocar o romper la quijada. Así, Nurmagomedov mostró que estudió a su rival, pues todas sus derrotas tienen en común terminar con sumisión.

5. Se metió en la cabeza de Conor

Sorpresivamente, quién ganó la guerra mental fue el ruso. Cada que terminaba un asalto hablaba y amedrentaba a ‘The Notorious’. Llegó un punto en el que el dominio era físico y psicológico. A pesar de no ser de este tipo de peleador que hace el famoso ‘trash talk‘, lo manejó muy bien.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba