Las cifras siguen mejorando en Alemania

El partido del Mundial de balonmano de Egipto entre las selecciones de Alemania y Cabo Verde programado para la tarde de este domingo ha tenido que ser cancelado al quedarse el equipo africano sin el número mínimo de jugadores requeridos al registrar dos casos positivos por COVID-19. Como consecuencia, el encuentro se da por ganado por los alemanes por un marcador de 10-0, informó la Federación Internacional de Balonmano en un comunicado.

Dos de los 11 jugadores caboverdianos desplazados hasta Egipto dieron positivo el sábado en los test PCR a los que se someten diariamente desde ese día todos participantes en el Mundial, por lo que el ya de por sí mermado equipo africano no llegó al mínimo de 10 jugadores establecido en el reglamento del torneo. Según la federación de Cabo Verde, ambos jugadores ya habían dado positivo a principios de enero pero que antes de viajar a Egipto se sometieron a nuevos test y estos resultaron negativos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba