La verdadera razón por la que Michelle Salas no lleva el apellido de Luis Miguel

Michelle Salas llegó al mundo en junio de 1989, fruto de la relación que su madre, Stephanie Salas, mantuvo con un joven Luis Miguel de tan solo 19 años.

Para cuando Michelle nació, la relación entre sus padres había terminado. A pesar que el famoso cantante prometió hacerse cargo de la manutención de su hija, no le dio su apellido, por lo que nunca llegó a reconocerla oficialmente como su hija.

La separación entre Luis Miguel y su primogénita fue tan abrupta que dejaron de tener contacto a los dos años de su nacimiento.

Sin embargo, la joven que presume sus más de 1.3 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, ha triunfado como modelo e influencer en México, dejando claro que no necesita el cobijo de su famoso padre para lograr sobresalir por su cuenta.

Sin ropa interior, Michelle Salas modela desde su cama

Hasta ahora, Luis Miguel nunca cedió sus apellidos a Michelle, a pesar que la reconoció como su hija públicamente en 2007, nunca lo hizo legalmente.

Fuente: El Diario

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba