DeportesDeportes Internacionales

La verdad de Adriano en Brasil: “Cada día llegaba bebido a los entrenamientos”

‘El Emperador’. Así era conocido en el mundo del fútbol Adriano Leite, uno de los delanteros más prometedores que han pasado por Europa. El brasileño llegó a ser comparado con el mismísimo Ronaldo, pero los problemas con el alcohol terminaron por destrozar una carrera deportiva que iba disparada hacia el estrellato.

Adriano despuntó jugando en el Inter de Milán, pero la muerte de su padre quebró su excelente progresión. Así lo confiesa en una entrevista para el programa de televisión brasileño R7.

“Solo yo sé cuánto he sufrido. La muerte de mi padre me dejó con este gran vacío, me sentí muy solo. Después de su muerte todo empeoró, porque me aislé”, relata el exjugado

“Estaba solo en Italia, triste y deprimido, entonces comencé a beber. Solo me sentía feliz cuando bebía, lo hacía todas las noches. Bebía todo lo que pasaba por mis manos: vino, whisky, vodka, cerveza. Un montón de cerveza. No dejé de beber y al final tuve que dejar el Inter”, explica Adriano.

“No sabía cómo esconderlo, llegaba borracho por la mañana a las sesiones de entrenamiento. Siempre aparecía, incluso si estaba completamente borracho, y el personal médico tenía que llevarme a dormir a la enfermería. El Inter le dijo a la prensa que solo tenía problemas musculares”, prosigue el brasileño.

“Más tarde me di cuenta de que el problema era la gente que me rodeaba, amigos que no hicieron nada más que llevarme a fiestas con mujeres y alcohol, sin pensar en nada más”.

Tras dejar el Inter, Adriano intentó enderezar su carrera deportiva en la Roma, el Corinthians o el Sao Paulo, pero no pudo volver al nivel mostrado en el club ‘neroazzurro’. Las lesiones y los problemas extradeportivos terminaron por poner punto a su carrera. “Al volver a Brasil, abandoné millones, pero obtuve felicidad”, reconoce el brasileño.

Mundo Deportivo
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar