La situación de Isco se agrava con Solari: a la grada en Roma

Isco no sólo no es titular en el Olímpico de Roma, en el partido en el que el Real Madrid se juega el pase a octavos de final y el primer puesto del Grupo G de la Champions League. El malagueño ni siquiera estará en el banquillo; fue el descarte de Solari, el único de los jugadores de campo, pues Solari se llevó a 20 hombres a la capital italiana. El otro descarte fue Luca Zidane, el tercer portero en ausencia de Keylor Navas.

Algo no marcha en la relación de Solari e Isco, pues no es lógico que un titular habitual del Real Madrid en los últimos años haya pasado a contar tan poco: el andaluz no ha sido titular en ninguno de los cinco partidos que el argentino ha dirigido tras ascender al cargo, después del cese de Julen Lopetegui. A Melilla no viajó, como muchos otros titulares, pero no fue titular contra Valladolid, Plzen, Celta y Eibar. Roma parecía su primera ocasión para ser titular, pero nada de eso: lo verá desde la grada del Olímpico.

La situación de Isco ahora en el Madrid contrasta claramente con la que vive en la Selección de Luis Enrique: ha jugado todos los minutos desde el Mundial, exceptuando los de la convocatoria que se perdió tras ser operado de apendicitis, ante Gales en Cardiff e Inglaterra en Sevilla. Con Lopetegui, Isco era pieza clave: jugó siempre que estuvo disponible, nunca se quedó con cero minutos. Con Solari, la situación ha dado un vuelco.

Diario AS

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba