La Roma vence por la mínima al Torino y no pierde el tren de la Champions

La Roma no quiere desprenderse de la pelea por la Champions League, y el partido ante el Torino fue una muestra de lo que tienen que sufrir los ‘giallorossi’ para llevarse los tres puntos. Están a tres puntos de la cuarta plaza ocupada por la Atalanta, pero solventan una jornada difícil. El solitario gol de Tammy Abraham en la primera mitad fue suficiente para batir a un Torino que lo intentó hasta el final, pero sin éxito.

En el Olímpico de Roma, José Mourinho presentó una alineación con una vocación más ofensiva que defensiva, pero su plan de partido fue otro ante el Torino. Los ‘giallorossi’ dejaron al Torino que propusiera, dejando a los centrales libres pero cerrando los pasillos interiores. Arriba, con Zaniolo y Tammy Abraham, fiaban todas sus opciones al contragolpe.

Sin embargo, el primer golpe del encuentro vino en forma de lesión. Lorenzo Pellegrini se retiraba del campo a los 14 minutos dando entrada a Carles Pérez. Cuando el Estadio Olímpico empezaba con el runrún por el planteamiento de lo locales, llegó el gol de Tammy Abraham en el 32: un pase filtrado de Mkhitaryan lo recogió el inglés dentro del área y su disparo fue imposible para Milinkovik-Savic.

La Roma no quiere desprenderse de la pelea por la Champions League, y el partido ante el Torino fue una muestra de lo que tienen que sufrir los ‘giallorossi’ para llevarse los tres puntos. Están a tres puntos de la cuarta plaza ocupada por la Atalanta, pero solventan una jornada difícil. El solitario gol de Tammy Abraham en la primera mitad fue suficiente para batir a un Torino que lo intentó hasta el final, pero sin éxito.

En el Olímpico de Roma, José Mourinho presentó una alineación con una vocación más ofensiva que defensiva, pero su plan de partido fue otro ante el Torino. Los ‘giallorossi’ dejaron al Torino que propusiera, dejando a los centrales libres pero cerrando los pasillos interiores. Arriba, con Zaniolo y Tammy Abraham, fiaban todas sus opciones al contragolpe.

Sin embargo, el primer golpe del encuentro vino en forma de lesión. Lorenzo Pellegrini se retiraba del campo a los 14 minutos dando entrada a Carles Pérez. Cuando el Estadio Olímpico empezaba con el runrún por el planteamiento de lo locales, llegó el gol de Tammy Abraham en el 32: un pase filtrado de Mkhitaryan lo recogió el inglés dentro del área y su disparo fue imposible para Milinkovik-Savic.

El partido se puso muy de cara a los ‘giallorossi‘ cuando el árbitro decretó pena máxima en el área del Torino. El Shaarawy cayó derribado y era la oportunidad del 2-0, pero la acción fue anulada por un fuera de juego milimétrico de Abraham. La acción fue revisada durante cinco minutos ante un ‘Mou’ atónito. A punto estuvo de marcar Abraham su quinto gol en Serie A en el 45, pero el larguero repelió su cabezazo.

En la segunda parte el Torino adelantó líneas y se atrevió buscando el gol del empate. Los cambios de Baselli, Pjaca o Zaza en los ‘granata’ no surtieron el efecto deseando en una Roma que optó por guardar el resultado. Victoria sufrida de los capitalinos que le sirve para no perder el tren de la Champions League.(D)

Fuente: MARCA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba