Salud

La otra cara del running: las consecuencias de la práctica excesiva

Son muchos los beneficios para la salud que se obtienen al correr. Según la mirada de los especialistas y las conclusiones de varios estudios científicos, practicar running resulta productivo para fortalecer los huesos, mejorar el sistema cardiorrespiratorio y evitar contraer enfermedades. También, para contribuir al desarrollo de masa muscular y favorecer el descanso.

Sin embargo, así como la actividad brinda réditos, también puede desembocar en consecuencias negativas cuando el nivel de exigencia y el tiempo de ejercicio son excesivos, fuera de los parámetros sugeridos. Tal como sucede con toda disciplina deportiva de alto impacto.

Primeramente, la sobrecarga puede desencadenar diversas lesiones, fundamentalmente en los casos en los se corre sin la supervisión de un profesional. «Las articulaciones, los músculos, los tendones y los huesos del miembro inferior» son los principales afectados, dijo a Infobae el doctor Federico Torrengo (MP 111.371), experto en traumatología del deporte.

En ese sentido, Torrengo subrayó que entre las cuatro lesiones típicas del corredor se encuentran «las afecciones del tendón de Aquiles, la fascitis plantar (ambas corresponden a tendones), el síndrome de fricción de la fascia lata (en la rodilla) y las fracturas por estrés de alguno de los huesos del pie, pierna o cadera». Y remarcó que para las tres primeras es clave usar la plantilla adecuada con el apoyo del pie.

Fuente: Infobae.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar