Noticias

La ivermectina va a reparto masivo como prevención del COVID-19 en Guayaquil

Desde la época más dura de la pandemia, entre marzo y abril, la ivermectina se ha convertido en un producto de alta demanda por sus aparentes ventajas para prevenir y hasta combatir el COVID-19. Sus aparentes propiedades curativas las descubrieron algunos médicos, que recetaron a ciertos pacientes.

Luego, la sugerencia fue de boca en boca y ahora cientos de personas en Guayaquil se suministran incluso sin ninguna receta médica.

En abril la demanda era tal que hasta algunas farmacias comercializaban el producto que era para uso en reses. En el mercado se vende con el nombre de Ivermín, en tabletas o en gotas.

Este es un derivado de las avermectinas, una clase de agentes antiparasitarios altamente activos. Las revistas médicas señalan que está recomendado para enfermedades parasitarias: oncocercosis, estrongiloidiasis y escabiosis (sarna) humana. A nivel mundial se han hecho estudios de sus efectos claves para evitar la letalidad del COVID-19.

En los últimos dos días, en las distribuidoras farmacéuticas y ciertas farmacias de nuevo hay escasez, luego de que la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, anunciara que las unidades médicas municipales suministrarán el producto, con evaluación médica, como preventivo para el COVID-19. El Municipio adquiere dos millones de dosis de este elemento.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba