La industria del atún diversifica su oferta de conservas, ensaladas y preparaciones

Una joven pareja llega a la percha de un supermercado del norte de Guayaquil en la que se exhiben las conservas de atún. Se detiene para tomar las dos latas que compran para la quincena. Pero estando allí comienzan a ver un atún en ensalada mexicana que ellos no han probado. Deciden adquirir la presentación de 160 gramos por menos de un dólar.

A más de las clásicas presentaciones de atún en aceite y agua, la percha de ese autoservicio aglutina otras variantes: light, en oliva, al grill y con frejoles, algunas de estas con poco tiempo en el mercado. Solo en esa sección hay cerca de 15 tipos de productos elaborados con atún de diferentes marcas.

El atún es una de las proteínas presentes en la mesa de los hogares ecuatorianos y uno de los productos de rotación en la quincena o fin de mes en los supermercados. Las opciones en aceite de girasol de 140 a 184 gramos, según la marca, pueden ir desde $ 1,09 a $ 1,39 en autoservicios.

La industria conservera tiene décadas operando en Ecuador, pero en los últimos diez años ha diversificado la oferta en las líneas de conservas, ensaladas y preparaciones (patés a base de atún y encebollado).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba