La Fiscalía General de Brasil pidió abrir una investigación al ministro de Salud por el colapso sanitario en Manaos

La Fiscalía General de Brasil pidió al Tribunal Supremo que abra una investigación al ministro de Salud, Eduardo Pazuello, para que dé explicaciones del colapso del sistema sanitario en Manaos, la capital del estado de Amazonas, por la falta de oxígeno para los pacientes de coronavirus.

Según Médicos sin Fronteras, Manaos se enfrenta a un “impresionante” ritmo de ingresos de pacientes afectados por coronavirus, lo que ha producido la saturación del sistema de salud y ha reducido su capacidad para producir oxígeno.

El estado de Amazonas, uno de los más afectados de Brasil, registra 7.051 muertes y 248.561 contagios en medio de un sistema prácticamente en ruinas.

Así, y según el informe de la Fiscalía, a pesar de que Pazuello ya observó un aumento de casos en el Amazonas durante las Navidades, aguardó hasta el 3 de enero para enviar a sus delegados para evaluar la crisis que atravesaba Manaos.

 

A principios de ese mes, la demanda de oxígeno en la red de salud pública del estado de Amazonas era once veces superior a la media cuando el ministro declaró su voluntad de remediar el problema. Pazuello afirmó tener conocimiento de la falta de oxígeno el día 8 de ese mes, cuatro días antes de ordenar el envío de suministros, argumentando que la empresa responsable no tenía la capacidad de acelerar el pedido.

Desde el 6 de enero se recomendó el traslado de pacientes gravemente enfermos a otros estados, pero los primeros desplazamientos solo comenzaron diez días después, según el documento al que ha tenido acceso O Globo.

Raissa Floriano, cuyo padre está hospitalizado con COVID-19, llora durante una protesta en el exterior del hospital 28 de Agosto, en Manaos, Brasil, el 14 de enero de 2021. (AP Fotos/Edmar Barros)Raissa Floriano, cuyo padre está hospitalizado con COVID-19, llora durante una protesta en el exterior del hospital 28 de Agosto, en Manaos, Brasil, el 14 de enero de 2021. (AP Fotos/Edmar Barros)

El fiscal general, Augusto Aras, consideró insuficientes las explicaciones del ministro y ha solicitado la intervención del Supremo, previa presentación de una denuncia ante la Policía Federal. El Ministerio de Salud no ha realizado comentarios y se ha limitado a manifestar que está esperando una notificación oficial para dar una respuesta.

Ampliación del cementerio

En las últimas dos semanas, Manaos registra un promedio de más de 100 entierros de víctimas de covid-19 por día, con un récord de 213 el 15 de enero.

Con más de 3.000 entierros en enero, Manaos no recuerda un mes más funesto. Los trágicos récords de la segunda ola de la pandemia de covid-19 y del colapso sanitario aceleran de forma vertiginosa la expansión del mayor cementerio de la capital amazónica de Brasil.

Un sepelio en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida. (MARCIO JAMES / AFP)Un sepelio en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida. (MARCIO JAMES / AFP)

Las obras de ampliación no paran en el camposanto Nossa Senhora Aparecida, cerca del caudaloso río Negro, donde se realizan más del 75% de las inhumaciones de la ciudad.

Bajo el agobiante sol del trópico, los obreros abren nuevos lotes y empiezan a levantar estructuras verticales, que acogerán de 2.000 a 3.000 cuerpos.

Aunque casi la mitad (1.419) de los 3.165 entierros totalizados en Manaos hasta el 22 de enero se debieron oficialmente a la pandemia, esa alta cifra muestra también la crisis del sistema de salud.

Hasta ahora, el peor mes desde la primera ola, que había obligado a abrir fosas comunes, era abril de 2020, con 2.809 entierros en la ciudad.

Fuente: INFOBAE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba