La familia de niño asesinado señala que hubo negligencia policial y que el uniformado no debió actuar en la cafetería

Sebastián es una de las doce personas que murieron en Guayaquil este fin de semana producto de la violencia. Por su corta edad, 11 años, ha causado conmoción, pues mientras compartía con su familia y tomaba helado falleció al ser alcanzado por tres disparos en medio de un asalto en una cafetería del barrio del Centenario, en el sur de Guayaquil.

El menor recibió un disparo en el corazón, otro en el brazo derecho y otro en la espalda, contó Tomás Obando, su padre, quien llevó a su hijo en brazos hasta el hospital Alcívar, ubicado a dos cuadras del lugar del robo. En la casa de salud le confirmaron que el niño ya no tenía signos vitales y debieron ingresar a su hija de 7 años por el shock.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba