La especial historia de amor de Chris Martin y Dakota Johnson, la mujer que se conviritó en su “Universo”

Hace días que el Universo de buena parte de los latinoamericanos gira en torno a Coldplay, la banda inglesa que no para de sumar fechas a su gira regional. El Universo de su líder, Chris Martin, en cambio, lleva el nombre de una sola mujer: Dakota Johnson, su novia desde hace casi cinco años.

Así lo declaró abiertamente en un concierto en Londres en octubre del año pasado, justo antes de presentar su último single, My Universe, y pese a que ambos fueron muy celosos de su intimidad desde el comienzo de su relación: “Este tema es sobre mi Universo, y ella está acá”, le dijo al público mientras señalaba a la actriz de 50 Sombras de Grey, que le abría los brazos emocionada desde un palco del Shepherd’s Bush Empire.

También fue en un show de Coldplay donde el cantante y la hija de Melanie Griffith y Don Johnson fueron vistos por primera vez juntos en octubre de 2017. Hacía menos de dos años que él se había divorciado de Gwyneth Paltrow –con quien tiene a su hija Apple y su hijo Moses— tras una década de matrimonio y una separación amistosa.

Los rumores de romance crecieron cuando Dakota y Chris fueron fotografiados comiendo sushi en un restaurante de Los Ángeles. Para diciembre de ese año, la revista US Weekly aseguró que estaban “definitivamente saliendo” después de sorprenderlos volando hacia una escapada romántica en Israel. “Es mucho más que una aventura”, aseguró por entonces una fuente cercana, aunque ellos no dijeron nada.

 Gwyneth Paltrow y Chris Martin con sus hijos Apple y Moses, durante un cumpleaños de la pequeña que celebraron en Disney años antes de su separación (Splash News/The Grosby Group)
Gwyneth Paltrow y Chris Martin con sus hijos Apple y Moses, durante un cumpleaños de la pequeña que celebraron en Disney años antes de su separación (Splash News/The Grosby Group)

En enero de 2018, sin embargo, compartieron la primera fila del desfile otoño-invierno de su amiga Stella McCartney. No ahorraron demostraciones de cariño ante los testigos que después contaron que ella “le susurraba al oído, le acariciaba la espalda y estaba súper sonriente”. Parecían felices juntos, agregaron.

Un mes después llegaron de la mano a la fiesta de cumpleaños 60 de la presentadora y comediante Elle DeGeneres. Fue en su programa donde una de las invitadas, Diane Keaton, se encargó de despejar dudas al respecto: “Chris estaba con Dakota, son pareja, ¿entienden? Y sí, quiero decir que él es hermoso”. Pero los protagonistas de la historia seguían mudos.

En agosto de ese año, fueron vistos en las playas de los Hamptons junto a los hijos de él, y otra pareja: la de Paltrow y su nuevo marido, Brad Fachuk. Gwyneth diría más tarde: “Amo a Dakota. Puedo ver que parezca raro porque es poco convencional. Pero la adoro”.

Pronto las hordas de paparazzi que los seguían por el mundo en busca de la confirmación oficial del noviazgo encontraron una nueva coincidencia: los dos se habían hecho el mismo tatuaje del infinito en el brazo. Era lo suficientemente serio como para dejar marcas perdurables en la piel, concluyeron.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba