Internacional

La derecha salvadoreña se une para bloquear despenalización del aborto

San Salvador, 17 abr (EFE).- El Partido de Concertación Nacional (PCN) se sumó hoy a otros dos partidos de derecha para bloquear en el Congreso la iniciativa del oficialismo de despenalizar el aborto terapéutico.

«Desde la concepción ya hay vida y hay que defender al ser humano. Somos un partido conservador que defendemos el derecho a la vida» y «estamos en contra del aborto», dijo en una entrevista televisiva el diputado y jefe de la fracción del PCN en el Congreso, Mario Ponce.

Así el PCN se sumó al principal partido de oposición, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), y la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) que se han manifestado en contra de esta iniciativa, que necesita al menos 43 votos de los 84 diputados.

«Si matar a un bebé indefenso no es malo, entonces se vale todo. La vida debe ser defendible con el derecho», sostuvo en la misma entrevista el diputado de Arena Ricardo Velásquez Parker, quien ha promovido incrementar las penas por aborto hasta los 50 años de prisión.

El legislador de Gana y presidente del Congreso, Guillermo Gallegos, aseguró este lunes que su partido no apoyará que la propuesta, que es impulsada por organizaciones como Amnistía Internacional (AI), se someta a votación.

Entre Arena, Gana y PCN suman 52 escaños en el órgano de Estado, a los que se prevé se sume el voto del Partido Demócrata Cristiano (PDC), formación que constantemente aboga por blindar la Constitución contra el matrimonio homosexual.

Por su parte, el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) solo posee 31 votos, número que bajará considerablemente en la legislatura que tomará posesión el próximo 1 de mayo y de los que la derecha poseerá el 70 por ciento de los diputados.

En octubre de 2016, el gobernante FMLN propuso al Congreso la despenalización del aborto en los casos de violación, riesgo de muerte de la madre o inviabilidad fetal fuera del útero.

Una delegación de activistas de El Salvador denunció el pasado 9 de abril en el Parlamento Europeo (PE) la violencia reproductiva a la que se ven sometidas en su país y exigió la despenalización del aborto, que es tratado como un «homicidio agravado», incluso cuando es involuntario.

La legislación salvadoreña establece penas de entre seis meses y doce años para delitos relacionados con la interrupción del embarazo, pero los fiscales suelen acusar de homicidio u homicidio agravado a las mujeres que sufren complicaciones en la gestación que dan lugar a abortos espontáneos. EFE

hs/sb/rb/dmt

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar