Entretenimiento

La defensa de Weinstein y la Fiscalía eligen a los primeros jurados

Nueva York.- El juicio por abusos sexuales contra el productor de cine Harvey Weinstein en Nueva York tiene conformada más de la mitad de los jurados, cuatro hombres y tres mujeres, en la recta final para cerrar el proceso de selección antes del miércoles 22 de enero, fecha prevista para la apertura de argumentos.

Este jueves fueron llamadas a la corte suprema estatal unas 200 personas que superaron la primera criba de la defensa y la Fiscalía para someterse a la parte más «tradicional» de la selección, con interrogatorios de ambas partes, pero a primera hora más de 60 fueron descartadas, entre ellas la modelo Gigi Hadid.

El juez James Burke anunció que el resto de la jornada se centraría en los cerca de 140 candidatos restantes, rechazó que la defensa los pudiera entrevistar en secreto y advirtió que el hecho de que fueran víctimas de violencia sexual, si así lo habían indicado en un cuestionario, no era motivo de descalificación.

La Fiscalía se opone a que la elección del jurado de Weinstein sea secreta

Al cierre de la sesión en el juzgado, a las 16.30 horas (21.30 GMT), las partes habían acordado ya la elección de siete de los doce miembros del jurado. Deben ser seleccionados también seis suplentes.

Los siete jurados elegidos son tres mujeres, afroamericanas, y cuatro hombres, uno afroamericano y tres caucásicos, entre los que hay una guardia de seguridad y un empleado de banca, según comunicaron al tribunal.

Burke, como en otras ocasiones, resaltó que los potenciales jurados deben ser imparciales y basarse en las pruebas que se presenten durante el juicio contra Weinstein, acusado de cinco delitos sexuales y que se enfrenta a cadena perpetua de ser hallado culpable.

El productor de Hollywood se levantó por orden del magistrado y saludó a los candidatos con un «buenos días» mientras se apoyaba en la mesa, a falta del andador que lleva para desplazarse debido a los problemas de espalda que padece y que le obligaron a operarse días antes del comienzo del proceso.

Burke se dirigió en múltiples ocasiones a los candidatos a jurado y, entre otras cosas, les explicó que el juicio «no es un referéndum sobre el movimiento #MeToo», el acoso sexual o los derechos de las mujeres, por lo que deben tomar decisiones basándose en «las evidencias».

En tono amable, las partes hicieron sus preguntas: entre otras cosas, la fiscal Joan Illuzzi-Orbon quiso averiguar si alguien había recibido educación especial sobre agresiones sexuales, mientras que la defensora de Weinstein, Donna Rotunno, cuestionó si alguien daría más credibilidad a las mujeres por el hecho de serlo.

Por otra parte, un juez de apelaciones se pronunció sobre la nueva moción de los abogados de Weinstein para trasladar el caso a otro juzgado, alegando que hay un «circo mediático» en Nueva York, y dijo que un panel de magistrados tomará la decisión, previsiblemente antes del miércoles. EFE

ra

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar