DestacadoPolítica

La bioseguridad para las elecciones presidenciales sigue a la espera de un protocolo

A menos de 80 días de que se realicen las elecciones generales del 7 de febrero de 2021, aún se desconocen las medidas sanitarias que fomentarán la Función Electoral y el Gobierno para evitar contagios de COVID-19 y un posible incremento del ausentismo.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) implementó un primer plan piloto sobre la aplicación de las medidas sanitarias el 15 de noviembre, en la elección del Directorio y el Consejo de Vigilancia del Club de Voluntarios de la Fuerza Terrestre.

Ahí se desarrollaron acciones como el uso de mascarilla, el distanciamiento, la desinfección de espacios, que el elector se retire la mascarilla para constatar su rostro con el de la cédula, los procedimientos de los miembros de las Juntas Receptoras del Voto (JRV), entre otras.

El vicepresidente, Enrique Pita, hizo una evaluación ante sus otros cuatro colegas. Observó, por ejemplo, que hubo electores que se negaron a retirarse la mascarilla, que el vocal electoral miraba «con dificultad» los datos del elector por el protector facial y que los delegados de las listas firmaban las actas sin el debido distanciamiento.

Y recomendó que se establezcan acciones para los recintos electorales en espacios pequeños; prever contingencias, como que un ciudadano se rehúse a quitar su mascarilla o que no la use; que se recuerde mantener el distanciamiento al firmar el padrón electoral, y que se planifiquen medidas de desinfección que no dañen las papeletas electorales al escrutar los votos porque suelen ponerse en el piso.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar