La apuesta del magnate del agua embotellada para ser el más rico de China por 2.º año consecutivo

A principios de mes, el Instituto de Investigación Hurun colocó al magnate Zhong Shanshan en el primer lugar de la lista de las personas más ricas de China. Con una fortuna de 65.000 millones de dólares (66.700 millones de dólares, según estimaciones de Forbes), se posiciona como el chino más rico por segundo año consecutivo con su lucrativo negocio de vender agua embotellada.

El camino de Zhong hacia la cima fue impulsado por las ganancias de su empresa Nongfu Spring Co. En los últimos 12 meses, el empresario ha aumentado su fortuna en un 17 %. Su apuesta por el mercado de agua embotellada se remonta a 1996, cuando creó empresas como, por ejemplo, la Zhejiang Thousand Island Lake Yangshengtang Drinking Water. Aunque antes de iniciarse en la esfera de las bebidas que le generaron tanta fortuna, probó diferentes en ámbitos.

De albañil a vendedor de cortinas

Durante la caótica Revolución Cultural china de 1966-1976, Zhong abandonó la escuela primaria y trabajó de albañil y carpintero durante 10 años, ayudando a su familia. Finalmente, logró matricularse en la actual Universidad de Radio y Televisión de Zhejiang y después de graduarse, se desempeñó como reportero en un diario local.

En 1988, se mudó a la provincia insular de Hainan cuando la declararon zona económica especial y tras el fracaso de su nuevo negocio —el periódico Pacific Post—, se puso a cultivar hongos. Como el clima no favorecía, rápidamente perdió el dinero y decidió dedicarse a la venta de cortinas e incluso lanzó un negocio para cultivar camarones, en el que perdió todo el dinero que había ganado vendiendo cortinas.

Luego conoció a Zong Qinghou, director ejecutivo de Wahaha, que vendía agua embotellada, zumos y algunos productos para la salud. Aprovechándose del estatus de zona económica especial de Hainan, Zhong compraba productos de Wahaha a precios más bajos y, según los rumores, los revendía en Cantón o en la China continental, quedándose con una comisión.

Agua como apuesta imperdible

En 1993, creó la empresa de suplementos alimenticios Hainan Yang Sheng Tang, pero la intensa competencia en el sector le hizo repensar prioridades y fundó Nongfu Spring, en 1996, al llegar a la conclusión que pase lo que pase, la gente siempre necesita beber agua.

En un país en el que la mayor parte del agua embotellada tradicionalmente ha sido destilada, en 1999, Zhong sorprendió al sector dejando de quitarle los minerales naturales y se concentró en promover los beneficios del agua natural. En 2007, logró convencer a muchos que tomar el agua alcalina de mineralización débil puede mejorar la salud y en 2008 posicionó su Nongfu Springs como un tipo de agua que permite conectarse con la naturaleza.

Pese a las críticas y a las controversias con respecto a la calidad del producto que se han suscitado en la última década, Zhong logró aumentar la cuota de Nongfu Spring en el mercado del agua embotellada, alcanzando el 28,3 % en 2018, y convirtiendo su negocio en la marca más popular del sector.

SOPA Images / Legion-Media

En septiembre de 2020, Nongfu Spring ingresó a la bolsa de Hong Kong. La amplia distribución de sus productos en la segunda economía del mundo y el marketing adaptado a la cultura local han ayudado a la compañía a capear la tormenta económica china este año, evitando los impactos nocivos de las políticas gubernamentales de covid cero.

Botellas para descartar la contaminación

En los últimos diez años, también ha crecido la popularidad del agua embotellada en China en general, sobre todo por miedo a que el agua del grifo pueda estar contaminada después que en 2013 en el río Huangpu, que suministraba agua corriente al 80 % de Shanghái, hallaran 7.500 cadáveres de cerdos en descomposición. Las autoridades aseguraron que la calidad del agua del grifo no empeoró, pero la preocupación de los residentes se mantuvo, impulsándolos a optar por el agua embotellada porque les parecía más segura.

Según una encuesta de 2018, más de la mitad de los chinos (un 51,5 %) consumían agua embotellada, aunque la mayor parte de la población —un 78 %— prefería utilizar filtros para grifos de cocina.

El uso de agua embotellada tradicionalmente es más popular en los países con problemas de abastecimiento y, en China, la demanda de agua potable de calidad es sumamente importante para la población.

Con la demanda nacional asegurada, Nongfu Spring ocupa el 14.º lugar a nivel global entre proveedores de bebidas embotelladas. Los líderes en ese mercado siguen siendo Nestlé, PepsiCo y The Coca-Cola Company. RT

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba