La actual administración de la Asamblea Nacional tiene listo el plan de transición que implica medidas de bioseguridad en las curules

A menos de seis semanas de que se instale el nuevo periodo legislativo, la actual administración de la Asamblea Nacional tiene listo un plan de transición que implica la entrega de credenciales a los nuevos huéspedes legislativos, colocación de acrílicos entre las curules y una serie de medidas administrativas y de bioseguridad.

La planificación está sujeta a una nueva convalidación con el COE nacional tras las últimas disposiciones respecto a las restricciones de movilidad para evitar contagios de COVID-19, comenta la directora administrativa general de la Asamblea, Gloria Larenas.

El presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, tiene previsto reunirse en cuatro semanas más con los asambleístas que encabezaron las tres listas con mayor votación a nivel nacional, que serán los encargados de instalar la sesión el próximo 14 de mayo; ellos son Pierina Correa (UNES), Salvador Quishpe (Pachakutik) y Wilma Andrade (ID), quienes ejercerán la dirección, subdirección y la secretaría de la sesión hasta designar y posesionar a las nuevas autoridades legislativas.

En paralelo, los legisladores elegidos el 7 de febrero pasado se encuentran en un programa de formación parlamentaria sobre los procedimientos legislativos y la aplicación de las nuevas reformas a la Ley Orgánica de la Función Legislativa que entrará en vigencia cuando asuman el cargo.

La sesión de instalación de la nueva Asamblea Nacional, prevista para el 14 de mayo, debe ser presencial, según lo determina la Ley Orgánica de la Función Legislativa en su artículo 11, que se refiere a la acreditación de los asambleístas presentes en la sesión de la instalación.

En el texto se dispone que la dirección provisional de la Asamblea Nacional designará, atendiendo a criterios de pluralidad, previa comprobación de sus credenciales e identidad, a una comisión especial formada por cinco asambleístas, cuya función será verificar las credenciales y constatar la identidad de los asambleístas electos presentes.

Sin embargo, la directora administrativa del Parlamento, Gloria Larenas, afirmó que si el COE nacional después de la inspección que deberá realizar y cómo van las medidas de prevención para evitar contagios recomienda que no puede haber una sesión presencial, se tendrá que hacer virtual y para ello el Consejo de Administración Legislativa tendrá que hacer una reunión urgente y levantar una resolución para habilitar la sesión telemática.

Credenciales, curules y oficinas

La dirección administrativa de la Asamblea tiene previsto a partir del 12 de abril varias actividades como la realización de talleres enfocados en agregadores de valores y de apoyo, para ello habrá un grupo de servidores legislativos que se desplazarán a cuatro puntos del país: Guayaquil, Cuenca, Tena y Quito

Larenas tiene programado realizar las invitaciones a cada legislador electo para el nuevo periodo, para que acuda personalmente a la ciudad que le corresponda para la entrega de credenciales, toma de huellas dactilares, instrucciones sobre la firma electrónica y las herramientas tecnológicas en la curul, que deberán dominar los asambleístas el día que inicien sus actividades; pero esto estará sujeto a disposiciones del COE nacional, pues se tienen que cumplir las normas de aforo.

Respecto a la asignación de oficinas, la administración general tiene una recomendación lista bajo los nuevos escaños; y serán distribuidos en los tres edificios que tiene al momento la legislatura: Alameda, Dinadep y Acuarios.

También hay espacios dentro del edificio del Parlamento para los legisladores que tengan algún tipo de discapacidad o alguna asambleísta está embarazada o en periodo de lactancia. Para ello, la coordinadora de talento humano iniciará, ante el ente rector, la gestión necesaria que ratifique formalmente la vulnerabilidad.

En el Palacio solo permanecerán las autoridades legislativas, las quince comisiones especializadas permanentes y una parte administrativa.

Sobre la distribución de las curules en el pleno, la administración de César Litardo, para el día 14 de mayo, dejará recomendando una distribución de los espacios en función del número de asambleístas por bancada.

En el caso de las curules se empezó a colocar acrílicos separadores en cada espacio asignado al legislador dentro del salón del pleno; el día de la instalación de la nueva Asamblea cada nuevo miembro recibirá un protector acrílico y alcohol como medidas de bioseguridad. Únicamente accederán los 137 asambleístas.

Para la prensa, el día de la instalación de la sesión, será ubicada en las barras altas del salón de sesiones; no se permitirá la presencia de barras. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba