Keita Balde, suspendido por tres meses, se queda sin mundial

A menos que se ke rebaje la sanción, Keita Balde no podrá participar en el Mundial de Qatar 2022 con la selección senegalesa. El delantero nacido en Arbúcies (Girona) y formado en la cantera del Barça ha sido suspendido por la FIFA durante tres meses por infringir el protocolo de un control antidopaje durante la pasada temporada cuando jugaba en el Cagliari.

Keita Balde permanecerá suspendido hasta el 5 de diciembre, por lo que no podría tomar parte en el Mundial 2022, que se jugará del 20 de noviembre al 18 de diciembre en Qatar. Senegal está encuadrado en el grupo A y se medirá el 21 de noviembre a Países Bajos, cuatro días después a los anfitriones y el 29 a Ecuador.

El Spartak de Moscú, club por el que fichó en agosto pasado, ha anunciado que Keita Balde «ha sido suspendido por el Tribunal Nacional Antidopaje Italiano» y, pese a no especificar en qué consistió su infracción durante el control antidopaje posterior al partido Udinese-Cagliari de abril pasado, subraya que “la muestra tomada no encontró sustancias prohibidas”.

No obstante, el Spartak de Moscú agrega que “cualquier sanción relacionada con el doping impuesta por otra federación deportiva nacional o internacional, u organización nacional antidopaje, es automáticamente aceptado por la FIFA y debe ser reconocido por todas las confederaciones y asociaciones”.

 

Keita Balde ni siquiera podrá volver a entrenar con el Spartak hasta 22 días antes de que expire la suspensión, según el reglamento de la FIFA. A sus 27 años, el delantero ha marcado 6 goles en 40 partidos con Senegal y le ayudó a ganar en febrero pasado la Copa de África por primera vez en su historia.

Tras formarse en Damm y Barça, Keita Balde debutó como profesional en el Lazio y posteriormente ha jugado en Mónaco, Inter, Sampdoria y Cagliari. (D)

SF

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba