Sociedad

Jóvenes artistas tienen un nuevo refugio musical en orquesta de la Prefectura del Guayas

Una melodía alegre, que incitaba a los asistentes a aplaudir, se escuchaba de fondo mientras las luces del Teatro Cívico Eloy Alfaro se apagaban dejando el cañón de luz sobre un hombre vestido con esmoquin negro, quien con su batuta dibujaba la música de Obertura Festiva, del compositor Dmitri Shostakóvich, acompañado de 60 músicos jóvenes.

Se trataba del maestro venezolano Manuel Campos, en su primer espectáculo como director de la Orquesta Sinfónica de la Prefectura del Guayas, la noche del pasado viernes.

La idea de este grupo musical juvenil nació en el 2014 con la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG). “Esto fue un hecho histórico porque nunca se habían creado agrupaciones dentro de la OSG (…), tuvimos dos años de presentaciones y se pensó en seguir con el proyecto”, comentó Campos.

Con la salida de David Harutyunyan, como director de la OSG en diciembre del 2016, no se pudo continuar esta iniciativa artística.

“La idea era seguir dando albergue a estos jóvenes y, en febrero pasado, la Prefectura del Guayas nos dio la apertura para que la orquesta siguiera bajo su auspicio”, recalcó Campos.

Me siento satisfecho de que este proyecto (la orquesta juvenil) haya podido rescatarse cuando pudo desaparecer (…). Manuel Campos tiene mucho futuro en el campo artístico ecuatoriano”.
David Harutyunyan,
Director orquestal
El público, entre el que estaba Harutyunyan, se llenó de efervescencia cuando la orquesta, dirigida por el venezolano, entonó un popurrí en mambo del compositor Pérez Prado.

“Bravo, bravo”, gritaban los espectadores aplaudiendo el acto musical.

“El objetivo es que los jóvenes demuestren que no solo pueden tocar música académica, sino también latinoamericana (…). Pero, siempre con la misma alegría en cada nota”, manifestó Campos.

El venezolano, quien realizó sus estudios en el Consejo Regional de París, tiene once años de carrera musical, de los cuales ocho han sido dedicados a la formación de jóvenes en la música. “Me formé en el Sistema de Orquestas Juveniles e infantiles de Venezuela y pude dirigir las principales orquestas como la infantil de Caracas. Luego en Ecuador he podido dirigir cuatro agrupaciones infanto juveniles”, asegura Campos.

Una de ellas, agrega, fue la Orquesta Juvenil del conservatorio Antonio Neumane en Guayaquil, de la cual fue fundador. Además ha participado como director invitado de las Orquestas Sinfónicas de Cuenca y Guayaquil.

El espectáculo concluyó con la presentación del violinista Jorge Saade, quien interpretó música nacional.

Fuente: El Universo

ra

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar