José Gutiérrez: “Planificar, invertir y competir, las claves para conseguir el éxito”

Este análisis podría pasar solo por el hecho de la diferencia que marcó Gremio la noche del 24 de octubre del 2017 en el estadio Monumental por la semifinal ida en la Copa Libertadores, pero hay que ir mucho más allá

Profundizar en el hecho de que Gremio fue letal, compacto e inteligente en el primer tiempo, pegó en momentos claves y Barcelona nunca supo equilibrar por la calidad individual y colectiva que impuso el conjunto dirigido por Renato Gaúcho.

Los brasileros ejercieron un manejo, aplicación y repliegue, excelentes. El juego se manejó al ritmo que quiso el visitante. Barcelona jamás pudo sobreponerse, salvo las intenciones en los últimos minutos y algo clave fue que las bajas de Marques y Álvez, el equipo brasilero las hizo sentir. Minda quiso pero no pudo, no tiene la dinámica de Marques; Nahuelpán carece de ritmo internacional y no influye.

Otro apartado de la revisión fue que los goles llegaron por errores puntuales, El primero, Matías Oyola se equivoca al momento salir, yerro de Minda al no llegar antes de la jugada.

Mientras que el segundo fue de Edmilson (virtud en la manera como ejecuta su tiro libre y Banguera (ubica equivocadamente su barrera y no reacciona a tiempo para alcanzar el disparo).

El tercer tanto es crónica de una goleada anunciada (por cómo fue el trámite del partido) y la sangre fría para definir el mejor jugador del campo, Lúan.

Lo que queda claro, luego de haber desmenuzado el duelo, BARCELONA HA COMPETIDO, en esta Libertadores, como no lo hacía en casi dos décadas de malos manejos administrativos que influyen directamente en lo deportivo.

El equipo de Almada y la directiva presidida por José Francisco Cevallos demostraron con creces que el camino hasta aquí es el correcto, no tienen por qué cambiar de raíz, solo necesita cambios de forma (incorporar dos volantes de recuperación ante el ocaso de los niveles en Oswaldo Mina y Segundo Castillo, un delantero de mayor peso ante la casi inminente partida de Álvez o para reforzar más el ataque de lo aportado por Nahuelpán), en el fondo están labrando el camino a un título que tarde o temprano llegará.

Veremos, veremos y ya sabremos

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba