Jorge Glas dejó la cárcel 4 de Quito después que le concedieran medida cautelar

El exvicepresidente Jorge Glas salió de la Cárcel 4 de Quito la noche de este 28 de noviembre del 2022 tras beneficiarse de una medida cautelar emitida por el juez de Santo Domingo de los Tsáchilas, Emerson Curipallo.

Al salir de la cárcel, el exalto funcionario del correísmo fue recibido por un grupo de simpatizantes, quienes aplaudían, trataban de abrazarlo y gritaban consignas a su favor.

Glas recuperó su libertad luego de que el juez Curipallo admitiera una petición de medida cautelar a su favor y emitiera una boleta de excarcelación.

El abogado de Glas, Edison Loaiza, dijo que su cliente tiene previsto viajar a Guayaquil luego de salir de la cárcel, donde cumplía dos sentencias por cohecho y asociación ilícita.

La decisión judicial

Según el fallo, el juez Curipallo dispuso la libertad de Glas “para precautelar sus derechos, hasta que un juez de garantías penitenciarias disponga lo contrario”.

Por lo tanto, se emitió la boleta de excarcelación. Esta debe ser presentada en la Cárcel 4 de Quito, donde se encuentra recluido. “La boleta deberá ser atendida de forma inmediata, con su sola presentación”, señaló el juez.

Se delegó al Defensor del Pueblo de la Provincia de Santo Domingo de Los Tsáchilas para que supervise el cumplimiento y ejecución de esta medida cautelar.

Ese magistrado también dispuso que el exvicepresidente se presente una vez por semana en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil y además tiene prohibido salir del país. Ordenó también que se elabore un informe mensual respecto del cumplimiento de esas medidas.

Curipallo aclara que Glas podrá acceder a esta “libertad provisional hasta que un Juez de Garantías Penitenciarias disponga lo contrario”.

En la resolución judicial se menciona que se otorga esa medida cautelar porque se habría vulnerado principalmente el derecho a gozar de bienes y servicios de óptima calidad.

¿Por qué razón? 

Según el fallo judicial, no se generó el “acto administrativo de incluir a Jorge Glas en la nómina de internos que pueden beneficiarse de la prelibertad”.

Además, se menciona que el Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) no expidió de manera “oportuna” las acciones administrativas dentro de esa institución para que Glas “acceda a la progresividad en su condición de privado de la libertad” y que esto habría provocado que se ahonde su estadía en la cárcel.

 

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba