Jorge Chérrez: En Ecuador soy el único que maneja estructuras de bonos globales y soy el mejor

Dijo tener oficinas en Panamá, Londres, Zúrich y Miami, y afirmó que es uno de los mejores de su profesión. Es Jorge Oswaldo Chérrez Miño, representante de IBCorp Investments y Ecuador High Yield Bond Fund, entidades con las que el Instituto de Seguridad Social de la Policía ha invertido más de $ 500 millones. Contradijo lo que dicen las autoridades y reiteró que el dinero no se ha perdido, pero sí reconoció atrasos por $111 millones, provocados por la reestructuración de la deuda externa del Gobierno. En un diálogo con EL UNIVERSO rechazó lo que llama “injerencia política” de las autoridades en el Isspol.

¿Cómo fueron los contratos de asesoramiento con el Isspol?
Tengo relación con la Policía desde el 2003. No es que yo recibo dinero, he creado una estructura por la que el Isspol entrega activos a un tercero.

¿Hay dos contratos del Isspol con firmas relacionadas con usted?
Eso no tiene que ver con las inversiones. Son contratos de desarrollo de programa financiero para administración de portafolio en el Isspol.

Hablemos de las inversiones. La operación más grande fue un canje swap por $ 327 millones de deuda interna con Ecuador High Yield Bond Fund.
No es que el Isspol entregó un bono de deuda interna y se le entregó otro de deuda externa. El fondo que yo represento registró esos bonos de deuda interna en el exterior, los convirtió en un título negociable en el exterior, y contrapartes, que son varios bancos de afuera, aportaron liquidez para que el Isspol pueda cobrar esos intereses. Eso permitía que Isspol cobrara sin que el Estado le renovara las operaciones. Se crea un contrato para recuperar los flujos de esos bonos.

¿Se cambiaron bonos de deuda interna por unas Notas Globales sobre estos bonos emitidas afuera?
Exacto.

¿Y en esa operación además del Citibank quién participa?
No se pueden mencionar las instituciones porque hay acuerdos de confidencialidad, son varios bancos para soportar una operación de $ 327 millones.

Se filtró un contrato y ahí dice Citibank Americas.
El Isspol va a tener problemas legales por eso.

¿Se creó un hedge fund?
No. A partir de la Nota Global, Ecuador HYBF crea un contrato para cobrar los flujos de capital. El Banco Central tiene esos bonos registrados y cuando debe pagar viene el banco de afuera para colectar ese dinero, y este nos entrega esos montos para dárselos al Isspol.

¿Y qué papel cumplieron Nats Cumco, de Delaware, y Citadel Casa de Valores?
Ecuador HYBF y Nats Cumco son las estructuras legales que representan al Isspol y a los bancos internacionales, es decir, a las partes. La casa de valores Citadel solo hizo el registro de la transferencia de los bonos del Isspol a nombre del fondo de afuera (Nats Cumco) que tiene los bonos en el Banco Central del Ecuador.

Entre 2015 y diciembre de 2019 fueron $ 81 millones, de los cuales se pagaron $ 28 en efectivo y el resto en otros papales.
Absolutamente falso. En el momento del pago, la tesorería del Isspol escoge qué hacer. Recibieron ese dinero en efectivo y con la diferencia decidieron hacer nuevas inversiones, no es que se les canceló en papeles.

¿Y compraron inversiones con los mismos fondos o invirtieron en otro lado?
No, en otras cosas totalmente diferentes.

¿Significa que no ha habido atrasos en esos pagos?
Absolutamente. Pero si el Ministerio de Finanzas o alguien da una orden al BCE de que no pague la deuda interna, ahí también se cae en problemas. Un bono de deuda interna en Ecuador paga el 3 % y un bono global paga el 11 %. ¿Por qué el Estado Ecuatoriano es tan miserable con los fondos locales?, es un abuso terrible.

¿Esa diferencia en la tasa de interés era la ganancia?
No. El atractivo del negocio es el diseño para que el Isspol cobre eso del exterior sin descuentos y que pueda tener acceso con esos recursos a comprar inversiones con rendimientos mucho más altos. Todas las inversiones que hizo el Isspol han sido 9 %, 10 %, 12 %. Todos los intereses están devueltos al Isspol, solo que en una reprogramación de plazos.

Hablemos de los reportos, ¿son más de 90 operaciones y lo invertido con IBcorp son $ 205 millones?
IBCorp es una contraparte, estamos en la mitad como intermediario entre el Isspol y gente que está afuera. IBCorp cierra una operación aquí y le dice al Isspol hay alguien afuera que cuando reciba tu dinero, te lo va a entregar en un equis plazo y mientras tanto yo le entrego a tu representante que es IBCorp una garantía que es un bono de deuda externa hasta que yo te pague. Es una inversión de corto plazo, con una garantía de largo plazo mientras se ejecuta. Son 96 operaciones que están hoy activas, han sido muchas más desde el 2014. Desde inicios de año hay 96 operaciones abiertas, son pequeñas.

¿Quién custodia los papeles?
Yo represento afuera y mantengo la custodia de los bonos afuera. El custodio de esos títulos en Ecuador, que son notas globales emitidas sobre esos bonos de deuda externa, es el Decevale (Depósito Centralizado de Valores del Ecuador).

¿IBCorp cobraba los rendimientos y le pagaba al Isspol?
No, quien recibía directamente los pagos es el Isspol, en su cuenta del Banco Central directamente, yo no topo esa plata.

Las autoridades dicen que $ 111 millones están vencidos.
Cuando el Estado ecuatoriano comienza a hacer estas declaraciones de que no podría honrar sus compromisos, los precios de los bonos comienzan a caer hasta el 45 %. En ese momento, las contrapartes de afuera necesitan liquidar las garantías porque si no quiebran. Yo me rehúso a recibir bonos que hagan perder dinero al Isspol y ahí comienza el problema conmigo.

En el documento que presentó en Miami dijo que se lo había coaccionado a cambiarlos.
Son dos cosas distintas. Una es el reclamo por la estafa del Ecuador y en ese momento a los tenedores internacionales nos coaccionan y nos obligaron a aceptar, porque supuestamente ya habían conseguido la mayoría. Y luego a los que no aceptamos inicialmente nos imponen la reprogramación.

¿Los bonos de deuda externa no eran de alto riesgo?
No, son bonos soberanos, tienen una calificación de triple A, estuvieron sobre el 100 % del precio, premiados. Durante los últimos diez años todos los inversionistas ganaron.

¿Ud. no previó un default?
A finales de 2019 comienzan a caer y me desespero, y comienzo a mandar cartas al Isspol para revisar su portafolio de bonos, me reuní con el general Jorge Villarroel, pero no con el comité técnico. Cuando hay problemas lo primero que el cliente debe decir es ‘Sentémonos, ¿qué vamos a hacer?’ Les dije que no iba a aceptar los bonos reprogramados, que me encargaría de recuperar sus inversiones con las contrapartes de afuera. Había que reprogramar, ¿no hizo lo mismo el Ecuado? ¿dónde está el pecado?

¿Entonces los $ 111 millones de atraso son solo desde enero de 2020 hasta ahora?
Claro, porque todos los papeles eran de corto plazo, eran inversiones de corto plazo.

¿Y esas operaciones se hicieron a 180 días o más?
El portafolio de Reportos tiene operaciones a 180 días, a 90 días, a 600 días.

La nueva administración se queja de que faltan hasta documentos que respalden las operaciones.
Eso es totalmente mentira, el Isspol es uno de los fondos más ordenados que existen, los papeles están adentro, se necesitaba todo un seguimiento para sacar un dólar del Isspol.

¿Cómo explica el riesgo de haber concentrado muchas de sus operaciones con usted?
Ellos piden inversiones en el mercado y todos mandan propuestas. En Ecuador yo soy el único que manejo estructuras de bonos globales y soy el mejor. Tenemos oficinas en Panamá, Miami, Londres, Zúrich.

¿Tiene otros clientes del sector público ecuatoriano?
En este momento me quedé solo con el Isspol. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba