Italia se despertó y goleó a Turquía en el partido inaugural

Italia se lució, fue de menor a mayor en el estadio Olímpico de Roma y superó por 3-0 a Turquía en el partido que inauguró la Euro 2020. El cambio generacional en la Azzurra, tras el fuerte golpe de no poder clasificar al Mundial de Rusia 2018, comenzó a tomar forma en cancha con los primeros tres puntos en el Grupo A.

El equipo de Roberto Mancini asumió el peso del favoritismo, por la localía y trayectoria de sus futbolistas, aunque le costó poder romper el cerrojo que impusieron los turcos en su propio campo. Lorenzo Insigne fue la clave, el futbolista encargado en tener las opciones de mayor peligro con sus desbordes y toques rápidos para poder encontrar espacios, aunque apenas logró disparos de media distancia que no llevaron mucho peligro.

Giorgio Chiellini generó la primera situación que puso en riesgo el marcador al conectar un cabezazo en el centro del área tras un córner desde la derecha y sin demasiado esfuerzo puso en apuros al arquero Ugurcan Cakir que tuvo que estirarse para mandarla otra vez al tiro de esquina. El guardameta visitante se convirtió en el principal sostén, al sacar un disparo de Ciro Immobile antes de llegar al descanso, y empezó a darle nerviosismo a una Azzurra que dominó el balón a placer aunque sin éxito en los últimos metros hasta el cierre de la primera etapa.

El talento de Domenico Berardi, junto a la fortuna, lograron quebrar el cero en Roma en los primeros instantes del complemento. La gran revelación del Sassuolo recibió de Manuel Locatelli y logró sacarse de encima a un rival al ingresar al área por derecha y en la búsqueda por el medio a Immobile el balón encontró a Merih Demiral para mandarla al fondo de la red en su propio arco. A los 53´, Italia logró tranquilizar los nervios de la etapa inicial y empezó a crecer en el dominio del juego frente a un rival que no encontraba la forma de llegar al área de Gianluigi Donnarumma.

El bueno momento de la Azzurra se tradujo en un nuevo gol, a los 66´, en un envío de Nicolo Barella hacia la izquierda para un fuerte disparo de Leonardo Spinazzola que generó la buena respuesta de Cakir, pero en el rebote ninguno de sus compañeros fue tan rápido como el temible Immobile que no perdonó. Y si algo le faltaba a los turcos era regalar el balón para darle oportunidad a Italia, como sucedió con el guardameta a los 79´ y que generó una rápida sucesión de pases hasta encontrar a Insigne para meter el balón bien pegado al palo.

Italia, ahora lleno de ilusión en la Euro, volverá a presentarse en el Olímpico de Roma el miércoles 16 frente a Suiza, mientras que Turquía estará obligado a levantarse contra Gales en Bakú, Azerbaiyán, para poder aspirar a estar entre los dos primeros o entre los mejores terceros de cara a los octavos de final. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba