Italia prueba una herramienta de rastreo de contactos con coronavirus para acelerar la salida de la crisis

Las aplicaciones que monitorizan posibles contagios de coronavirus Covid-19 van camino de sufrir una burbuja. Han proliferado rápidamente después de casos destacados en Corea del Sur o Singapur. Decenas de organismos internacionales y gobiernos han puesto la mira en este tipo de soluciones tecnológicas con mayor o menor acierto. Pero mientras se encuentra una propuesta estándar, algunos países ya ensayan con sus posibilidades para aplanar la curva. Italia, uno de los principales focos de la pandemia, ha empezado a probar una herramienta de rastreo de contactos con el virus para acelerar la salida de cierre.

Desarrollada por la «startup» Bending Spoons, la propuesta ha sido la escogida por la Autoridad para la Protección de Datos del país entre las 319 herramientas presentadas en las últimas semanas. Uno de sus aspectos más destacados es que no funcionará por medio del GPS, el sistema de geolocalización del dispositivo móvil, sino por la tecnología inalámbrica Bluetooth. Los datos recopilados serán anónimos y, según las autoridades, deberán eliminarse una vez decretado el fin del estado de alerta por la pandemia.

Al igual que en otros países, esta «app» permitirá rastrear a aquellas personas que han dado previamente positivo por el nuevo coronavirus. Esta tecnología, que el ciudadano deberá utilizar de manera voluntaria, funcionará como una herramienta de autoevaluación y autoprotección respecto a los positivos. Una forma, para entendernos, para saber en qué momento una persona ha estado expuesta a un contagiado.

La aplicación, que originalmente se denominaba Immuni, emplea la tecnología Bluetooth para registrar cuándo los usuarios están cerca unos de otros. Así, si alguien da positivo por el coronavirus, la aplicación podría enviar una alerta a los usuarios que han estado en contacto con el individuo infectado, recomendando acciones como la cuarentena y las pruebas de virus mientras se preserva el anonimato.

Italia es el epicentro del brote en Europa con el mayor número de muertes (22.000 fallecidos) y solo superada por Estados Unidos. Aunque la semana pasada se extendió el confinamiento hasta el 3 de mayo, el gobierno está buscando formas de reducir las restricciones impuestas hace más de un mes para frenar la epidemia de cara a reactivar la economía lo antes posible «Estamos trabajando para probar una aplicación de rastreo de contactos en algunas regiones italianas», reconoció este jueves en declaraciones a la cadena RAI Domenico Arcuri, comisionado de Italia para la pandemia.

Las aplicaciones para teléfonos inteligentes y otras tecnologías se han utilizado en países asiáticos como Singapur y Corea del Sur para ayudar a evitar nuevos contagios, pero han despertado un cierto temor en Europa sobre su potencial abuso en el tratamiento de datos personales y la posible invasión en privacidad. En ese sentido, Arcuri se refirió a la polémica argumentando que el objetivo es que esta aplicación se extienda a todo el país una vez superadas las pruebas en las regiones más afectadas. «Será un pilar en nuestra estrategia para lidiar con la fase posterior a la emergencia», añadió.

Para su aprobación, el Ministerio de Innovación de Italia lanzó una licitación en marzo para que empresas desarrolladoras presentaran sus propuestas. La escogida, finalmente, fue la idea de la empresa Bending Spoons, con sede en Milán, que desarrolla aplicaciones de todo tipo como una herramienta de edición de vídeo. Este proyecto forma parte del Consorcio de Rastreo Paneuropeo de Proximidad para Preservar la Privacidad (PEPP-PT), una iniciativa a la que se ha sumado España recientemente. Esta iniciativa está promoviendo una plataforma europea para permitir que las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos «hablen» entre ellas incluso entre turistas que crucen sus fronteras.

Expertos en protección de datos creen que la tecnología Bluetooth es una «forma más precisa y menos intrusiva» para registrar la proximidad y la duración de la enfermedad en un contacto en comparación con el seguimiento de la ubicación basado en geolocalización o satélites que se han utilizado en algunos países asiáticos. Italia ha insistido en que la aplicación se usará voluntariamente siguiendo las recomendaciones del regulador de protección de datos y las normas de privacidad europeas. «Esperamos que nuestros ciudadanos lo adopten de manera masiva, ya que se necesita de su apoyo para que el sistema de localización de contactos funcione», manifestó Arcuri.

Fuente: https://www.abc.es/tecnologia/informatica/soluciones/abci-italia-prueba-herramienta-rastreo-contactos-coronavirus-para-acelerar-salida-cierre-202004171108_noticia.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba