Israel aprobó un plan nacional contra el cambio climático centrado en la innovación tecnológica

El Gobierno de Israel aprobó este domingo la creación de un plan nacional para hacer frente al cambio climático, con vistas a reducir emisiones de carbono en 2030 y 2050, y centrado en la innovación tecnológica.

El primer ministro, Naftali Bennett declaró esta lucha como “un nuevo interés de seguridad nacional”, y con vistas a la cumbre climática COP26 que se celebrará a partir del próximo domingo en la ciudad escocesa de Glasgow.

El plan prevé la creación de un equipo interministerial para “acelerar las tecnologías climáticas” a través de la eliminación de obstáculos burocráticos en materia de investigación, desarrollo e implementación.

Pasado un año, este equipo presentará los resultados de su trabajo y una serie de recomendaciones de medidas para optimizar el uso de la tecnología en la reducción de emisiones de carbono.

“La crisis climática es uno de los principales temas de la agenda mundial, y con razón. Se trata de la vida de todos nosotros y también de la vida de nuestros hijos y nietos”, señaló Benet tras la aprobación del plan nacional, y enfatizó que Israel está obligado a contribuir a esta lucha global “en todos los niveles”.

Por su parte, la ministra de Energía, Karin Elharar, dijo que “ha llegado el momento de movilizar la creatividad e innovación israelíes para la lucha del Estado de Israel contra la crisis climática” e instó al sector de las empresas emergentes a poner especial énfasis en el campo de las energías renovables.

Elharar presidirá mañana el recién establecido foro gubernamental sobre energías renovables, que examinará iniciativas para desarrollar este sector.

Humo sale de las chimeneas de la Fábrica del Mar Muerto, una planta de potasa israelí en Sodoma, en la costa del Mar Muerto de Israel (EFE/EPA/ATEF SAFADI)Humo sale de las chimeneas de la Fábrica del Mar Muerto, una planta de potasa israelí en Sodoma, en la costa del Mar Muerto de Israel (EFE/EPA/ATEF SAFADI)

El Ejecutivo recibió también un plan de aplicación denominado “100 elementos de acción”, que incluye acciones para enfrentar la crisis climática, entre las que hoy se aprobaron 194 millones para apoyar la industria, el comercio y el gobierno local en la racionalización energética.

El transporte limpio y bajo en carbono, además de la electrificación del transporte público, así como fomentar la innovación tecnológica, son parte de las acciones del programa.

La nueva estrategia nacional pretende promover también la cooperación regional para “la adaptación y el aprovechamiento de oportunidades económicas y tecnológicas” en Oriente Medio que contribuyan a la estabilidad regional.

Israel está tratando de ser líder en la lucha mundial contra el cambio climático con una estrategia que servirá al mismo tiempo para promover la paz en el Medio Oriente.

A pesar de su pequeño tamaño y la imposibilidad alcanzar la meta de cero emisiones para el 2050, Israel tiene el potencial de estar a la vanguardia en ese campo, afirmó la nueva ministra del ambiente israelí, Tamar Zandberg.

En entrevista con la agencia AP, Zandberg presentó la estrategia israelí de cara a la conferencia climática que está teniendo lugar en Glasgow, Escocia.

Zandberg afirmó que Israel está ávido de compartir las tecnologías que tiene para proteger el ambiente. El país es considerado líder mundial en áreas como la energía solar, el cultivo de proteínas alternativas, la tecnología agrícola y de desalinización.

Tamar Zandberg, ministra de Ambiente israelí (Reuters)
Tamar Zandberg, ministra de Ambiente israelí (Reuters)

“Estos son campos en los que Israel ya está a la vanguardia en cuanto a la innovación, y esperamos que como pequeño país podamos ayudar a los países más grandes, para que todos juntos podamos adaptarnos a la nueva realidad climática”, expresó la ministra.

Israel ha reconocido que no logrará la meta de reducir sus emisiones a cero para el año 2050, aunque asegura que podrá reducirlas en un 85%. Activistas atribuyen el problema a la falta de voluntad política por parte de gobiernos previos y a la dependencia del país en recursos recién descubiertos de gas natural.

Zandberg mencionó también que la alta tasa de crecimiento demográfico en el país es un obstáculo. Y si bien Israel no cumplirá con la meta de cero emisiones, la ministra indicó que desea ayudar al resto del mundo a alcanzar ese objetivo, mediante la exportación de tecnologías y la aprobación de leyes a nivel nacional.

“Ese es nuestro objetivo, cerrar esa brecha”, comentó Zanberg. “Por primera vez, el parlamento israelí está debatiendo leyes ambientales. Estamos trabajando en planes para implementar todo eso, para tomar el ideal de una economía de emisiones reducidas y hacerlo realidad en los sectores de energía, transporte, eliminación de desechos, agricultura. Así que lo hemos tomado en serio”.

Fuuente: INFOBAE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba