Ishpingo arrancará su producción en mayo con 45 000 barriles diarios

Las plataformas A y B del campo petrolero Ishpingo, el último y más grande del bloque 43-ITT (Ishpingo, Tambococha y Tiputini), entrarán en operación en mayo próximo, después de más de dos años de diferimientos.

Actualmente, se avanza en la construcción de la infraestructura necesaria. Por ejemplo, el sendero de acceso está listo al 100% y se está instalando una tubería (línea de flujo) desde la plataforma Tambococha B hacia las plataformas A y B de Ish­pingo, informó el viernes pasado Juan Carlos Bermeo, ministro de Energía.

El proceso de contratación de la empresa que perforará los pozos está también en curso. Se espera que a finales de este mes se seleccione a la firma ganadora de esta licitación internacional, que se inició el año pasado. En cada plataforma se perforarán cerca de 20 pozos, precisó Ítalo Cedeño, gerente general de Petroecuador.

Se estima que cuando entre en operación, Ishpingo aportará con 45 000 barriles diarios a la producción petrolera nacional. Por ahora, el ITT produce 53 882 barriles, según el reporte de producción del 19 de enero de Petroecuador.

Fernando Santos, exministro de Energía, mencionó que contar con la producción de Ishpingo permitirá que el bloque ITT se convierta en el más productivo del país. Con este nuevo aporte, se logrará una producción por encima de los
80 000 barriles de crudo por día.

En total, Ishpingo -conformado por siete plataformas– tiene potencial para producir 150 000 barriles diarios. Pero este Gobierno aún no ha decidido si perforará el resto de áreas. “Esta es una decisión que aún no está tomada, me refiero en el sentido técnico-ambiental. Está en análisis”, expresó Bermeo.

Por ahora, solo dos plataformas de este campo cuentan con todos los permisos ambientales. Estas se hallan fuera del área de amortiguamiento del Parque Nacional Yasuní, que bordea el área intangible y en donde habitan pueblos en aislamiento voluntario. Allí están prohibidas las actividades extractivas. El resto de plataformas está en la zona de amortiguamiento.

“No vamos a entrar por ningún motivo en la zona intangible. El parque Yasuní es algo que tenemos que respetar”, dijo Cedeño.

Además, el gerente de Petroecuador expresó que el país no puede dejar de producir en el ITT, “es una obligación”. Ishpingo es más grande que Tiputini Tambococha juntos. “El futuro inmediato del Ecuador es producir petróleo”.
Pedro Bermeo, del colectivo Yasunidos, recordó que una parte del campo Ishpingo está dentro de la franja de amortiguamiento de la zona intangible y su explotación pone en riesgo a los pueblos en aislamiento voluntario.

Además, recordó que la Corte Constitucional (CC) aceptó en diciembre pasado una acción de protección presentada por el colectivo Yasunidos. Esta dio paso a que el Tribunal Contencioso Electoral revisara el pedido de consulta popular, que fue negado durante el Gobierno de Rafael Correa. El fin, según Bermeo, es poner un alto a la explotación petrolera en el Parque Nacional Yasuní.

“Es probable que se resuelva favorablemente y se tenga que dar la consulta popular. En este caso, sería un error por parte del Gobierno que se empiece una explotación”, dijo el activista. El Ministro de Energía señaló que este Gobierno es respetuoso de las distintas instituciones del Estado y de las decisiones de la Corte Constitucional.

En Perico se halló crudo

La empresa Frontera Energy anunció que halló petróleo y gas en el pozo de exploración Jandaya-1, del bloque Perico, en Sucumbíos. El presidente Guillermo Lasso señaló que este descubrimiento aumentará 925 barriles por día.

Fernando Santos, exministro de Energía, mencionó que haber hallado estos recursos es positivo, aunque precisó que por ahora aprovechar el gas resulta complicado. Esto se quema en mecheros.

Ítalo Cedeño, gerente general de Petroecuador, sostuvo ayer en una entrevista televisiva que el país no se debe “dar el lujo de seguir quemando dólares en las teas (mecheros). Ese gas debemos recolectarlo, industrializarlo y que sirva para el desarrollo nacional”.

Perico fue adjudicado en 2019, dentro de la ronda Intracampos, que incluía en total siete áreas. Cedeño agregó que esto responde, en parte, a que los trámites para obtener los permisos tardan. “Más de dos años para empezar a producir un pozo es una vergüenza”.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba