Artículo

Isaac Cohen: Turbulencia

La volatilidad que comenzó en la bolsa de valores de Estados Unidos, durante el primer trimestre de este año, continúa y puede estar indicando el fin de lo que el Wall Street Journal llamó “el desenfrenado optimismo del mercado” en 2017. Después del espectacular aumento en enero, la corrección de más de 10 por ciento en febrero fue sucedida en marzo por nueve alzas y bajas de uno por ciento, en 11 días de transacciones. Algunos analistas recordaron que tal volatilidad en un trimestre no se veía desde 1980.

Como consecuencia, hay preocupación porque la incertidumbre causada por dicha volatilidad se está expandiendo hacia otras actividades. Por ejemplo, el acta de la última reunión en marzo de la Reserva Federal reveló que “una fuerte mayoría de participantes” percibe “las incertidumbres asociadas con la política comercial como riesgos descendentes.” Algunos también mencionaron que “contactos en el sector agrícola informaron que se sienten especialmente vulnerables a las represalias.”

Además, algunas monedas están exhibiendo creciente volatilidad, tales como el dólar de Hong Kong y el rublo ruso, mientras preocupa que China pueda debilitar el yuan en respuesta al proteccionismo de Estados Unidos. Finalmente, el último informe mensual de la Agencia Internacional de Energía, divulgado en París la semana pasada, dijo que la potencial confrontación comercial entre Estados Unidos y China genera un riesgo descendente respecto al proyectado aumento de 1.5 millones de barriles diarios en la demanda de petróleo durante 2018.

INGLÉS

The US stock market volatility of this year’s first quarter continues and it may be signaling the end of what The Wall Street Journal called the “unbridled market optimism” of 2017. After a spectacular increase in January, the correction of more than 10 percent in February was followed in March by nine swings of 1 percent, up or down in 11 trading sessions. Some analysts recalled such volatility in a quarter was not seen since 1980.

As a consequence, there is concern that the uncertainty caused by such volatility is spreading into other activities. For instance, the minutes of the Federal Reserve March meeting revealed that a “strong majority of participants” viewed “uncertainties associated with trade policies as downside risks,” Some also noted that “contacts in the agricultural sector reported feeling particularly vulnerable to retaliation.”

Additionally, some currencies are showing increased volatility, such as the Hong Kong dollar and the Russian ruble, while there is concern about China seeking a weaker yuan, in response to US protectionism. Finally, the last monthly report of the International Energy Agency, released last week in Paris, said the potential trade confrontation between the United States and China generates a downward risk to its forecast of increased oil demand of 1.5 million barrels per day in 2018.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba