Isaac Cohen: Menos crecimiento

El hecho que la economía de Estados Unidos, según el Departamento de Comercio, creció a una tasa anual de 2.3 por ciento, indica que entre enero y marzo hubo una desaceleración, en comparación con la tasa anual de 2.9 por ciento alcanzada durante el último trimestre del año pasado.

                El gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la economía, disminuyó a 1.1 por ciento durante el primer trimestre de este año, después de alcanzar 4 por ciento durante las festividades de fin de año, entre octubre y diciembre de 2017. En contraste, entre enero y marzo pasados, el gasto de las empresas aumentó vigorosamente. Por ejemplo, la inversión fija no residencial, en edificios y equipo, aumentó a una tasa de más de 6 por ciento. Eso puede ser una indicación que los recortes de impuestos aprobados el año pasado ya están beneficiando a las empresas, mientras que los consumidores aún no los ven reflejados en sus salarios.

                No obstante, otros indicadores apoyan la expectativa que el crecimiento repuntará durante el resto de este año.  Por ejemplo, el número de personas que solicitaron seguro de desempleo disminuyó, la semana pasada, al nivel más bajo de los últimos 50 años. Además, en este mes, la expansión económica estadounidense se convertirá en la segunda más prolongada que se ha registrado. Asimismo, el 30 de abril, el Banco de la Reserva Federal de Atlanta estimó que el crecimiento en el segundo trimestre de este año llegará a 4.1 por ciento.

INGLÉS

The fact that the US economy, according to the Commerce Department, grew at an annual rate of 2.3 percent from January to March indicates that there was a slowdown, when compared to the annual rate of 2.9 percent achieved during last year’s fourth quarter.

                Consumer spending, which amounts to more than two thirds of the economy, slowed down to 1.1 percent during this year’s first quarter, after reaching 4 percent during the holiday season, between October and December 2017. By contrast, business spending increased vigorously, between last January and March. For instance, nonresidential fixed investment, in buildings and equipment, expanded at a rate of over 6 percent. This may be an indication that the tax cuts approved last year are already benefitting businesses, while consumers have yet to see them reflected in their pay checks.

                However, other indicators support the expectation that growth will pick up during the rest of this year.  For example, the number of persons requesting unemployment benefits fell, last week, to the lowest level in almost 50 years. Additionally, this month, the US economic expansion will become the second longest registered. Finally, on April 30, the Federal Reserve Bank of Atlanta estimated growth in the second quarter of this year will reach 4.1 percent.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba