Isaac Cohen: DOLAR FUERTE

Cuando hay turbulencia en la economía global, como ahora, el dólar de Estados Unidos se fortalece, más allá de su función como moneda dominante. En esos tiempos aumenta la demanda de activos seguros, por lo cual el dólar se aprecia al volverse un refugio, mientras que otras monedas pierden valor.

           Este es el caso ahora. Mientras pierden valor las monedas de las principales economías avanzadas y las de algunas economías de mercado emergente y en desarrollo, el dólar ha llegado a un nivel que no se veía en veinte años. Por ejemplo, el euro ahora ha alcanzado la paridad con el dólar, lo cual no se veía desde 2002, mientras que el yen japonés ha caído 20 por ciento en lo que va del año y ha llegado a 137 por dólar. Hasta el oro, percibido por muchos como un albergue contra la inflación, ha caído 5.5 por ciento a lo largo de este año.

                     Además, el alza de las materias primas desencadenada por la guerra en Ucrania está cediendo, a medida que el dólar se fortalece. Dado que la mayoría de materias primas se cotizan en dólares, es más caro pagar en moneda local las compras de petróleo, metales y productos agrícolas, lo cual beneficia a los exportadores. Por ejemplo, desde el comienzo de junio, el precio del petróleo ha bajado desde más de $100 por barril hasta alrededor de $90 y los precios de la gasolina en Estados Unidos han descendido desde más de $5 por galón hasta alrededor de $4.50.

INGLÉS

When there is turmoil in the global economy, as now, the US dollar gains strength, beyond its dominant currency function. In such times, the demand for safe assets increases and the dollar appreciates, as it becomes a shelter while other currencies lose value.

This is the case today. As the currencies of the major advanced economies and those of some emerging market and developing economies lose value, this year, the dollar has reached a level not seen in twenty years. For instance, the euro now has reached parity with the dollar, not seen since 2002, while the Japanese yen has fallen 20 percent since the start of the year and reached 137 to the dollar. Even gold, seen as a shelter against inflation, has fallen 5.5 percent throughout this year.

           Additionally, the surge in commodity prices unleashed by the war in Ukraine, is receding as the dollar rises. Since most commodities are priced in dollars, it is more expensive to pay in local currency for purchases of oil, metals or agricultural products, while exporters benefit. For instance, since early June, the price of oil has gone down from over $100 per barrel to around $90 dollars, and gasoline prices in the United States have decreased from over $5 per gallon to around $4.50.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba