Internacional

Evo Morales rechaza por «ilegal» acusación de terrorismo

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, tachó este lunes de «ilegal e inconstitucional» la decisión de la Fiscalía de su país de acusarle formalmente por supuestos delitos de terrorismo y pedir su detención preventiva.

«De manera ilegal e inconstitucional, la Fiscalía de La Paz pretende imputarme por terrorismo con un audio alterado y sin ser notificado», dijo Morales a través de su perfil en la red social Twitter.

El exgobernante y líder cocalero, que reside en Argentina desde diciembre pasado, sostuvo que la decisión de la Fiscalía es «una prueba más de la sistemática persecución política del gobierno de facto» en su país.

«Pronto volverá la democracia y el Estado de derecho a Bolivia», añadió.

La Fiscalía General de Bolivia imputó este lunes al exmandatario (2006-2019) por supuestos delitos de terrorismo y su financiamiento, y solicitó nuevamente su detención preventiva.

El exjefe de Estado es investigado en el denominado «Caso Audio», por una grabación telefónica en la que una voz que se atribuye a Morales insta a bloquear ciudades durante el conflicto político y social que atravesó Bolivia entre octubre y noviembre de 2019.

La imputación formal es por «los delitos de Terrorismo y Financiamiento al Terrorismo, por presuntamente haber coordinado» con el dirigente cocalero Faustino Yucra, por teléfono, «el bloqueo de alimentos y cerco a las ciudades capitales (cabeceras de regiones bolivianas) durante los conflictos de 2019», informó la Fiscalía en un comunicado.

Presunta incitación a delinquir

«De acuerdo con las investigaciones, se evidenció que el exjefe de Estado y el coimputado Faustino Y.Y. mantuvieron comunicación mediante llamadas telefónicas el 14 de noviembre de 2019, desde la ciudad de México», donde entonces estaba Morales, hasta El Torno, en Bolivia, según un comunicado de la Fiscalía.

Según la acusación, en esa conversación Morales habría instruido a Yucra a cometer actos ilícitos durante los hechos violentos registrados en el país a partir del 10 de noviembre de 2019, cuando el entonces mandatario anunció su renuncia denunciando que era forzado por un golpe de Estado.

Yucra fue enviado bajo prisión preventiva a un penal de la ciudad boliviana de Santa Cruz tras ser detenido en abril por acusaciones de terrorismo y sedición dentro de este mismo proceso judicial.

Morales, que solicitó refugio en Argentina, enfrenta varios procesos por distintas acusaciones en Bolivia, tras denuncias entre otros del propio gobierno interino boliviano por las que la Fiscalía ya emitió pedidos a Interpol para detenerle.

 

Fuente: dw.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar