Internacional

Diputados rechazan intento de Maduro de destruir la legítima Asamblea Nacional

Diputados de la Asamblea Nacional (AN) aprobaron por unanimidad, durante la sesión ordinaria de este jueves, un acuerdo que rechaza la inválida decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen en contra de la Junta Directiva de la AN, sus diputados y la voluntad ciudadana, que intenta eliminar la legítima Asamblea Legislativa constituida mayoritariamente por la oposición.

La diputada Delsa Sólorzano inició el debate manifestando que el pasado 5 de enero todo el mundo vio como varios parlamentarios fueron «brutalmente agredidos para que en el interior del Palacio Federal Legislativo pudiese perpetrarse un fraude a la voluntad ciudadana», reseñó el portal oficial de la presidencia encargada, el Centro de Comunicación Nacional.

“Ese día no solo secuestraron el edificio, pretendían acabar con la Asamblea Nacional”, sentenció.

“El régimen de Maduro ha ordenado al escritorio jurídico que usurpan el TSJ, sacar una decisión más, disfrazada de sentencia, la número 131 para intentar acabar con la Asamblea Nacional y sacar a Juan Guaidó”, agregó.

En este sentido, la parlamentaria por Encuentro Ciudadano indicó que el presidente encargado de la República Juan Guaidó está acompañado por la junta directiva y por los más de 100 diputados «que seguimos en la lucha».

“Nuestro país tiene que saber que seguimos firmes y con Juan Guaidó a la cabeza vamos a seguir transitando el camino hacia la paz, la democracia, la libertad y el progreso, no existe nadie que silencie las voces de los diputados libertarios”, sostuvo.

Entre tanto, el diputado Rafael Veloz expresó que la acción de la ilegítima Sala Constitucional del TSJ de invalidar la directiva de la legítima Asamblea Nacional es ilegal ya que a la luz del Art. 25 Constitucional dispone que toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos.

Además, recordó que a siete magistrados, entre ellos el presidente del TSJ, Maikel Moreno, están en un listado del Departamento del Tesoro de EEUU, donde se les acusa por delitos de corrupción y lavado de dinero.

“Venezuela es un Estado forajido donde no hay respeto a los derechos humanos, ni el estado de derecho y eso lo sabe el mundo, pero esta es la mayor demostración de cómo el régimen cierra cualquier vía democrática”, añadió.

Por su parte, la diputada Mariela Magallanes reiteró que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional fue elegida por 100 diputados presenciales y nominalmente después del «atentado criminal de las fuerzas del orden dirigidos por Maduro, donde intentaron cometer un golpe a la institucionalidad».

“Acto severamente rechazado por la Comunidad Internacional y los parlamentos del mundo”, dijo.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, cerró el debate aseverando que el socialismo del siglo XXI es una plaga. “La dictadura destruyó la institucionalidad, publican sentencias sin fundamentos violando la justicia, el derecho y la lógica. La ofensiva contra diputados traducida en persecución, exilio, cárcel, allanamiento inválido de inmunidades; el intento de compra de diputados. Es necesario repetirlo para que los venezolanos no lo olviden”.

“Desde que fuimos electos como diputados, vimos como estos delincuentes que tienen a Venezuela secuestrada desarrollaron estrategias inescrupulosas para impedir el ejercicio de nuestras funciones constitucionales. Nos toca intensificar la lucha, reafirmemos la confianza, la creencia, el perdón, la esperanza y la unión. Con ánimos renovados, sigamos adelante hasta vencerlos”, concluyó.

 

Fuente: diariolasamericas.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar