Internacional

El Gobierno de Ortega cierra sus fronteras a 251 nicaragüenses, denuncia ONG

Managua.- El Gobierno de Nicaragua que preside el sandinista Daniel Ortega se niega a permitir el ingreso a al menos 251 nicaragüenses que se encuentran varados en Islas Caimán y en los países vecinos de Honduras y El Salvador en medio de la pandemia del coronavirus, denunció este martes un organismo humanitario.

Un grupo de 160 nicaragüenses se encuentra varado en Islas Caimán, 48 más en Honduras y 43 en El Salvador, precisó el no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), crítico con el Gobierno sandinista.

En una declaración, esa ONG argumentó que el Ejecutivo «una vez más viola las normas internacionales de derechos humanos y nuestra propia Constitución al negar la entrada al país a nicaragüenses procedentes de El Salvador e Islas Gran Caimán sin que exista un decreto formal de cierre de fronteras».

«Y aunque existiera, no puede negar el ingreso a los nicaragüenses», razonó esa ONG, que exigió al Gobierno de Ortega permitir el ingreso al país a los connacionales, porque es un derecho que ellos tienen.

UN GOBIERNO «IRACCIONAL»

Ese organismo explicó que los compatriotas provenientes de El Salvador suman 91 personas, de los cuales 48 están varados en el puente El Guasaule que comparten Honduras y Nicaragua.

En ese punto fronterizo se encuentran expuestos «a todo tipo de penuria, sin asistencia médica y sin respuestas por parte de las autoridades nicaragüenses», señaló.

Otros 43 nicaragüenses permanecen en El Salvador y, en cambio, en Islas Caimán se encuentran 160 personas.

«Es vergonzoso que ante la irracionalidad decisión del régimen Ortega Murillo el Gobierno de Islas Gran Caimán tenga que asumir la protección de los nicaragüenses», continuó.

Los nicaragüenses se quedaron varados en las Islas Caimán luego de que el Gobierno de Ortega notificara al del país caribeño que ha cerrado sus fronteras indefinidamente debido a la pandemia del coronavirus, según informó la línea aérea Cayman Airways, que haría dos vuelos de repatriación el sábado pasado.

«UN CRIMEN MÁS DE ESTE RÉGIMEN»

La aerolínea envió a los afectados un mensaje en el que califican como «increíblemente decepcionante» la medida tomada por el Gobierno de Ortega debido a la alta demanda de los vuelos hacia Nicaragua.

El miércoles pasado, Cayman Airways había informado que realizaría dos vuelos hacia Managua para repatriar nicaragüenses que están en la isla trabajando y desearan volver a su casa.

No obstante, oficialmente el Gobierno de Nicaragua, que no se ha referido a esos casos, no ha cerrado sus fronteras.

«El Cenidh condena un crimen más de este régimen. No se sabe hasta dónde piensa llegar, es incomprensible su perversidad», anotó ese organismo, quien pidió a Ortega «que, si todavía pretende seguir siendo Gobierno, cumpla con su deber y soluciones de inmediato la situación».

DIEZ CASOS CONFIRMADOS

El Ejecutivo nicaragüense ha sido criticado por diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Nicaragua, a diferencia del resto de países de Centroamérica, no ha decretado ningún tipo de emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

Tampoco se ha restringido de forma oficial la entrada ni movilidad en el país a ningún viajero y las autoridades han dicho que no establecerán ningún tipo de cuarentena.

Nicaragua acumula diez casos confirmados con COVID-19, con dos fallecidos.

 

Fuente: EFE

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar