Lenin Moreno se reúne con Donald Trump en Estados Unidos para impulsar las relaciones comerciales

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno se reúne este martes con su homólogo norteamericano, Donald Trump, en Washington DC. Allí buscará avanzar hacia un acuerdo comercial similar al que la nación andina mantiene con la Unión Europea (UE, que rige desde 2017 y tiene un cronograma de desgravación de aranceles que depende del producto.

El acuerdo ha resultado en un incremento de en más de un 15 por ciento en las exportaciones del país al bloque supranacional, convirtiéndolo de esa manera en el principal socio comercial de Ecuador de sus productos no petroleros.

Moreno fundamentó la iniciativa en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Tababela, próximo a Quito, antes de emprender vuelo hacia la capital estadounidense. Indicó que “el intercambio comercial que nosotros tenemos con Europa ha mejorado ostensiblemente y beneficiado muchísimo a la productividad y exportaciones del Ecuador», y aseguró que «se pude lograr exactamente lo mismo con EE.UU., un intercambio comercial justo que favorezca principalmente a los productores”.También adelantó que solicitará una rebaja de las tasas de productos como brócoli, flores, alcachofas y el atún en funda. “Creemos que son altas”, dijo. Estados Unidos es el principal socio comercial de Ecuador. Allí residen más de un millón y medio de ecuatorianos.

El jefe de Estado dijo que se ha vuelto a instalar una Mesa de Negocios con Washington -orientada al avance del acuerdo- y que trabaja activamente. No obstante, expresó que uno de sus objetivos será lograr que haya “mayor celeridad en la toma de decisiones” por parte de su interlocutor.

No obstante, Moreno describió los lazos comerciales entre los países como “bastante buenos” y resaltó que se han mantenido a lo largo de la historia. “La gentileza del presidente Trump, tiene como respuesta nuestro viaje a visitarlo en la Casa Blanca y poder tratar acerca de temas que nos son comunes”, expresó Moreno.

Además de los asuntos comerciales, la agenda bilateral del viaje de Moreno a Washington incluirá cuestiones como empleo y productividad, educación y seguridad. También se tratarán temas de infraestructura, transferencia de tecnología y energía. La visita es la la primera de un jefe de Estado ecuatoriano a Estados Unidos en 17 años. Lucio Gutiérrez fue el último gobernante ecuatoriano en visitar oficialmente la Casa Blanca para reunirse con su entonces homólogo George W. Bush, el 11 de febrero de 2003.

Ambos países mantuvieron tensas relaciones durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017), exaliado de Moreno. A su llegada al poder, Moreno dio un giro a las políticas internacionales de su predecesor y se declaró un firme aliado de Washington.

Respecto a la cuestión educativa, Quito solicitará ochocientos profesores de inglés, que se sumen a los doscientos nativos de ese país para que capaciten e impartan en el sistema educativo ecuatoriano.

Y en el terreno de la seguridad, que se ha reforzado en los últimos años de su gestión, Ecuador busca incrementar la salvaguarda física de sus habitantes, así como el combate al narcotráfico, la lucha contra la corrupción y cooperación tanto en equipos como en inteligencia.

Solicitaremos más aún todavía intercambio de información, capacitación en inteligencia y por supuesto equipos”, avanzó el presidente ecuatoriano, con el objeto de luchar “contra el narcotráfico, la inseguridad y las bandas organizadas.”

En esta línea, Moreno matizó que busca aumentar las ayudas en radares, naves, aeronaves, vehículos terrestres y equipos sofisticados, a la par que en el campo de la inteligencia, capacitación y asistencia. “Ese va a ser fundamentalmente el propósito en lo que se refiere a la lucha contra el narcotráfico”, apostilló.

De forma paralela, el responsable del Ejecutivo ecuatoriano incidió una vez más en reclamar la extradición de aquellos ecuatorianos perseguidos por la justicia de su país en casos de corrupción.

«Nosotros sabemos que eso depende de las cortes de justicia, pero (pedimos la) extradición de las personas que han cometido actos de corrupción e intercambio de información también sobre inversiones que se han realizado, de testaferros», insistió.

El objetivo, precisó, es aumentar la cooperación bilateral de inteligencia a fin de poder detectar y rastrear los casos de corrupción.

En su visita a territorio estadounidense, Moreno anunció que tiene previsto entrevistarse además con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, con el presidente del Banco Mundial, David Malpass, la cámara de comercio de EEUU y representantes de la comunidad ecuatoriana en ese país.

 

Fuente: Infobae.com