Internacional

Irán niega haber derribado avión de Ukranian Airlines

Las autoridades iraníes negaron la madrugada de este viernes (10.01.2020) las informaciones de que un misil iraní derribó un avión ucraniano con 176 pasajeros, y urgieron a Canadá a compartir con la comisión investigadora cualquier información al respecto.

El Gobierno iraní calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de «falsos» y de «una guerra psicológica contra Teherán», mientras que el Ministerio de Exteriores los consideró «especulaciones sospechosas».

En tanto, el diario estadounidense The New York Times reforzaba la hipótesis del derribo al publicar un video «verificado» que parece mostrar un misil iraní golpeando a un avión sobre Parand, cerca del aeropuerto de Teherán, el área donde una aeronave comercial ucraniana dejó de transmitir su señal antes de estrellarse este miércoles.

En el video se aprecia como algo con el recorrido que tendría un misil impacta con el avión y se produce una explosión. El avión habría intentado volar hacia el aeropuerto antes de estrellarse rápidamente, según la versión del Times sustentada en este video.

Horas antes y después de que fuentes de inteligencia estadounidenses apuntaran a la hipótesis del derribo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, confirmó que su Gobierno tiene información de que el vuelo de Ukranian International Airlines (UIA) en el que iban decenas de canadienses, fue derribado por «un misil iraní»pero que pudo ser por un error.

Pero el Ministerio de Exteriores iraní dijo que su país acogería «con beneplácito la presencia de expertos de los países cuyos ciudadanos han muerto en el trágico accidente y solicita al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que brinde la información al comité que investiga el accidente».

De acuerdo a Irán, han comenzado a investigar la causa del accidente «de acuerdo con las normas internacionales y los criterios de la Organización de Aviación Civil Internacional» y en ese sentido han invitado a Ucrania, como propietario del avión, y a la compañía estadounidense Boeing, como fabricante del aparato, a «participar en la investigación».

EE. UU. aceptar participar en la investigación

Por su parte, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EE.UU, una agencia independiente del Gobierno estadounidense que se dedica a accidentes aéreos, informó en un comunicado de que la Organización de Aviación Civil de Irán le avisó que está autorizada a formar parte de la pesquisa.

Dado que el avión era un Boeing 737-800, fabricado en Estados Unidos, la normativa internacional permite que Washington participe en la investigación sobre el accidente. Sin embargo, no está claro cuánta capacidad de acción tendrá el representante de la agencia, dado que las sanciones estadounidenses complican la cooperación con Irán, con el que EE.UU. tampoco tiene relaciones diplomáticas.

La NTSB (por sus siglas en inglés) subrayó en su comunicado que no «especulará sobre la causa del siniestro».

Al menos 63 canadienses, en su mayoría de origen iraní, viajaban en

el Boeing 737 que cubría la línea Teherán-Kiev y que se estrelló al poco de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeiní causando la muerte de sus 176 ocupantes.  Cientos de personas participaron en una vigilia la noche de este jueves en Toronto en memoria de las víctimas.

También este jueves, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se unió a la petición de Ucrania, Canadá y el Reino Unido de una investigación «abierta y concienzuda» sobre el siniestro del avión.

«Cuando familias pierden a sus seres queridos merecen saber lo que ha pasado. Nuestros pensamientos están con las familias y amigos de las víctimas», agregó el político belga en Twitter.

 

Fuente: dw.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar