La ONU envía a Bolivia un mediador para la pacificación y garantizar elecciones transparentes

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, decidió enviar a Jean Arnault como emisario para que siga de cerca la crisis que golpea Bolivia y establezca contactos con las partes en conflicto a fin de alcanzar una solución pacífica.

Arnault también tiene la misión de “garantizar elecciones transparentes, inclusivas y creíbles”, una deuda que a decir de la nueva presidenta Jeanine Añez tiene el Gobierno con la población, luego de que un informe de la OEA desvelara “irregularidades graves y muy graves” en el proceso electoral del 20 de octubre que declaró ganador a Evo Morales, que renunció tras movilizaciones que tenían al fraude como denuncia principal.

“El Secretario General sigue profundamente preocupado por los acontecimientos en Bolivia y reitera su llamado a todos los bolivianos para que ejerzan la máxima moderación”, reseña el comunicado fechado este 14 de noviembre”, reseña el comunicado.

Añez dice que Evo incita desde su asilo y que presentará una queja a México

El director del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores, informó el miércoles que producto de los conflictos sociales que vive el país, a la fecha, diez personas perdieron la vida, de las cuales ocho fueron por proyectil de arma de fuego.

Luego añade el comunicado de la ONU, que Guterres “ha pedido al señor Jean Arnault, en calidad de su enviado personal, que establezca contactos con todos los actores y ofrezca el apoyo de las Naciones Unidas a los esfuerzos para encontrar una solución pacífica de la crisis y garantizar elecciones transparentes, inclusivas y creíbles”.

Arnault es el exrepresentante especial del Secretario General para Colombia y también se ha desempeñado como Representante Especial del Secretario General para Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala.

Añez anunció el miércoles que para el derrotero de convocatoria de los nuevos comicios convocaría a la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Unión Europea (UE), entre otras organizaciones.

Fuente: la-razon.com