Alberto Fernández, dispuesto a darle asilo político a Evo Morales desde el 11 de diciembre: “Va a ser un honor recibirlo”

Luego de ratificar en varias oportunidades que en Bolivia se produjo un golpe de Estado, Alberto Fernández​ confirmó que está dispuesto a darle asilo político a Evo Morales a partir del 11 de diciembre, luego de asumir la Presidencia. 

«Argentina es casa de todos los bolivianos y el día que llegue a la Presidencia, va a ser un honor recibirlo a Evo y a García Linera. Si hubiera sido yo el presidente, le hubiera ofrecido asilo el primer día. Argentina es su casa, encantado de recibirlos», sostuvo Fernández desde Uruguay, a dónde llegó este jueves para mantener un encuentro con el presidente Tabaré Vázquez y con Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio el balotaje del próximo domingo. 
Newsletters ClarínLo que tenés que saber hoy

Putin advierte que Bolivia está al borde del caos

Antes, desde el entorno del presidente electo le habían confirmado a Clarín la intención de Fernández: «Queremos que esté donde se sienta cómodo, y si quiere venir, que venga«, aseguraron, aunque aclararon que aún no hubo un ofrecimiento por parte de Fernández para el ex mandatario boliviano, quien se encuentra exiliado en México.

La iniciativa la había adelantado más temprano Emilio Pérsico, quien el miércoles compartió con el ex jefe de Gabinete kirchnerista un encuentro con la Iglesia Católica.

“Alberto está planteando que Evo venga el 11 de diciembre a Argentina, y podemos ayudar para que vuelva lo más rápido posible a Bolivia. Se está buscando que Evo tenga asilo en Argentina desde el 11 de diciembre y estar más cerca para volver a Bolivia a dar la lucha política”, aseveró Pérsico.

Además, contó que en la reunión del miércoles la agradecieron al presidente electo «la actitud ante el tema de Bolivia”.

En declaraciones a radio Cooperativa, el dirigente piquetero aseguró que “hay una situación grave en la región” y analizó: “Creo que los pueblos de América Latina hemos aprendido mucho y hay mucho repudio a los golpes de estado y a estas democracias neoliberales que no han podido dar respuesta a los problemas de fondo”.

En referencia a la reunión que mantuvo el presidente electo con representantes de la Iglesia y movimientos sociales, Pérsico reveló: «Alberto viene expresando la idea de que no es su gobierno sino nuestro gobierno, de armar un consejo de lucha contra el hambre, de economía popular y de pacto social. Busca la participación de los trabajadores y la militancia en la discusión de las decisiones de las políticas de Estado, después queda en manos del gobierno».

Marcando una clara distancia con el gobierno saliente de Mauricio Macri, destacó: “Poder tomar las decisiones en conjunto es un cambio fundamental y una alegría muy grande”.

Además, resaltó la apertura de diálogo con Fernández: “Tenemos acuerdos centrales al menos en el camino de lo social, y estoy seguro que más allá del posicionamiento político que me parece genuino”

“Siempre hemos sido solidarios entre las organizaciones ante cualquier hecho, vamos a construir diálogo y no tenemos que tenerle miedo a la movilización”, consideró Pérsico en consonancia con los dichos Juan Grabois sobre que no dudarán en manifestarse contra Alberto Fernández.

Respecto de la situación social en Argentina y los niveles de desempleo y pobreza, Pérsico evaluó: «El hambre en la Argentina se resuelve con trabajo y los salarios le deben ganar a la inflación”.

Fuente: clarin.com